THE WILD WET WEST CANADA Etapa II: Vancouver Island, Canadá. Paseando por Victoria y Duncan

Con el horario raruno nos despertamos muy temprano en nuestro Bed & Breakfast Coles Bay, y decidimos ponernos en marcha para aprovechar nuestro primer día en la Isla de Vancouver. Nos despedimos de nuestra hospitalaria anfitriona que nos preguntó por nuestra ruta por el país, y al mencionarle la región de Bella Coola y nuestras ganas de ver osos… dio un salto, desapareció y reapareció con un spray antiosos para regalárnoslo. Nos contó que habían tenido un mapache que trasteaba demasiado por el garaje y tuvieron la feliz idea de usar el spray de pimienta para echarlo. Entre risas nos contó que la idea fue un total fracaso y que dejó un nauseabundo olor que intrigaba a los huéspedes y que duró varios días.

Personalmente, desde que en Yellowstone conocí este invento para defenderse de un fortuito ataque de los osos, siempre he pensado que hay que ser “muy Ninja” para usarlo…hay que tener la sangre fría de quedarte quieto, quitarle el seguro y apuntar hacia el suelo cerca del oso. Y yo más bien me imagino directamente revoleándole el aerosol 😀 lanzándoselo a modo de piedra o echando pimienta donde no debo. Por ello, me tomé el regalo más como un souvenir que como un arma de defensa.

_MG_1829 copy

Sin duda, un B&B muy recomendable. Le agradecimos el detalle y nos pusimos en marcha para dedicarle a Victoria aquella radiante mañana soleada y despejada. Es la ciudad más austral del país y presume de poseer el título de ciudad con mejor clima de todo Canadá.

Aún era temprano y la pequeña capital nos recibe casi dormida, literalmente sabática, poco tráfico, nada de ruidos, apenas peatones, las calles aún somnolientas. Encontramos una zona azul donde poder aparcar y, tras aclararnos con las limitaciones de tiempo, el pago con monedas o con tarjeta…, nos pusimos en modo turista ON y comenzamos el callejeo.

Buscamos alguna calle que nos acercara al mar, concretamente al puerto interior, Inner Harbour. Esta vez, más que barcos, teníamos muchas ganas de ver los hidroaviones y nada más llegar al puerto vimos los primeros de muchos, algunos atracados y relucientes, otros despegando, otros amerizando…

_MG_2461 copy

Pensábamos que el pequeño Inner Harbour sería una visita rápida pero, además de las bonitas vistas panorámicas y del entretenido ajetreo de los seaplanes, había una exposición de barcos antiguos y al final paseamos un buen rato entre viejos veleros, pulidas canoas, barcos de pesca reconvertidos, …

_MG_8121 copy

Un puerto más despierto que la ciudad, alguien paseando a su perro, orgullosos propietarios de barcos, algo de prensa…voluntarios organizando el evento, la oficina de Información de Turismo, empresas de avistamiento de cetáceos. Porque atención: la Isla de Vancouver es uno de los mejores lugares de Canadá para observar orcas y ballenas. Son muchas las empresas que ofertan la actividad, algunas la realizan desde zodiacs, otras desde embarcaciones más grandes, a veces combinada con otros tours… la oferta es amplia. Las especies, y las mejores épocas de avistamiento, varían de una costa a otra. Aquí en la Isla de Vancouver la temporada de ballenas grises es de marzo a octubre. Os dejo aquí un primer enlace de donde tirar Whale Watching Canada .
Allí también se pueden contratar vuelos escénicos en hidroavión o en helicóptero, tours guiados en bicicleta, o a pie o en bus … alquilar un kayak…tomar un bote taxi…

_MG_2471 copy_1

El agradable puerto es el corazón de la pequeña capital de la British Columbia, porque aunque Vancouver sea la ciudad más poblada, Victoria es la capital de la Columbia Británica. Y sin duda está poseída por el espíritu british.
Desde el puerto se ven las verdosas cúpulas del Parlamento, un enorme edificio neobarroco del siglo XVIII que preside casi la orilla. Se puede visitar gratis, bien por libre o en tours guiados. Más información en la web

_MG_2468 copy

Alrededor de La Asamblea alguna estatua de la reina británica, otra dedicada a soldados caídos, alguna fuente, …nuestros primeros gansos canadienses, los primeros turistas chinos de muuuchos y nuestros primeros tótems.

mg_2478-copy.jpg

Los elaborados tótems pertenecen a las denominadas Primeras Naciones, para los canadienses el término indio es considerado despectivo y se refieren a ellos con este término de First Nations. Ellos eran los numerosos pobladores de Canadá hasta la llegada de los colonizadores europeos. Los primeros en llegar fuimos los españoles pero, para evitar una guerra con Reino Unido, acabamos cediendo la isla en una negociación pacífica coordinada por el capitán inglés George Vancouver y el capitán español Juan Francisco de la Bodega y Quadra. Y aunque la isla en principio llevaba el nombre de ambos, Isla de Quadra y Vancouver, acabó siendo conocida solo por el nombre del capitán inglés. Pero no me enrollo más porque sobre historia, Primeras Naciones, tótems y leyendas… pues seguramente escribiré más adelante algún post específico.

mg_2626-copy.jpg

No muy lejos, apenas unos cientos de metros, se encuentra un emblemático hotel, The Empress Fairmont, declarado Sitio Nacional Histórico de Canadá. El descolocado y reformado chateau, de estilo eduardino y construido en 1908, tiene varios restaurantes, un spa catalogado entre los mejores del mundo y un salón donde tomar su afamado y carisisisimo té con vistas al puerto, por unos 75$CAD por persona, y reservando con una antelación de una o dos semanas.
Se puede entrar y visitar el lobby, el invernadero,… o dormir en él y quizás conocer a alguno de sus fantasmas… al parecer deambulan una niña y una sirvienta. Seguro que La Emperatriz esconde muchas más historias y misterios en algunas de sus 464 habitaciones… Aunque viendo el precio del exclusivo té no quiero imaginarme el precio por pasar una noche…

_MG_8115 copy

También muy cerca se encuentra el British Columbia museum que alberga colecciones de la historia de la región, de los primeros pobladores y algo de historia natural. Los precios de las entradas en 2017 rondan los 22$CAD por adulto, os dejo la web para que consultéis descuentos por edades, horarios, actualicéis tarifas… Royal BC museum

Además del Royal museum con su colección y un IMAX Laser   la ciudad ofrece un Museo Marítimo , otro pequeñito museo sobre Aviación, y algunas Galerías de arte 

_MG_2482 copy

Dejamos el corazón y comenzamos a fluir por las arterias, callejeamos sin rumbo por el Downtown donde predominan los edificios bajos, alguna catedral gótica, iglesias,…centros culturales,…un par de malls, muchos pequeños comercios con encanto…

_MG_2485 copy

En el centro comenzaban a montar un pequeño mercado con productos locales ecológicos, las muchas bayas nos recordaban que se acercaba el otoño…cuando de repente, entre baya y baya, maridín se da cuenta que tiene algo en el bolsillo…algo que no debía estar ahí. ¡¡Sooorpresaaa!! Sin querer, con la inercia del sube baja maletas, abre cierra puertas,…y cuarto y mitad de despiste y algo de prisas…se trajo la llave del Bed and Breakfast. Eeerrorrrrr.

Bueno, no pasa nada; tiene solución. Llamamos a nuestra anfitriona para avisarla, y después de dejarle un mensaje del tipo “sorry, luego nos pasamos y te devolvemos la llave”… nos pusimos de nuevo en marcha.

_MG_8139 copy

A la siguiente zona que visitamos, Oak Bay, se puede subir caminando en un paseo de 15-20 minutos. Pero como el coche había que moverlo sí o sí del aparcamiento en zona azul, aprovechamos y subimos en él. Queríamos asomarnos a un mirador y de camino buscar el castillo de Craigdarroch declarado Sitio Nacional Histórico de Canadá. En él se puede visitar parte de sus 39 habitaciones y seguro que el castillo victoriano también esconde curiosas historias de sus ricos propietarios. Estaba cerrado, pero nosotros no teníamos intención de visitar su interior. Os dejo aquí la web  web para que consultéis precios, horarios,… la historia del castillo y el culebrón de la rica familia Dunsmuirs que lo construyó y habitó durante 18 gafados años.

mg_2486-copy.jpg

Desde allí, con el coche, nos acercamos a un mirador en Trafalgar Park desde donde se ve el Estrecho de Juan de Fuca, la reserva ecológica de Trial Islands y a lo lejos se divisa la costa de USA. Luego paseamos por los variados jardines gratuitos del Goverment House, edificio también declarado Sitio de Interés Histórico. Flores, perros, un par de estanques, algún tótem, alguien haciendo taichi…aseos. Al parecer un sábado al mes se puede realizar una visita gratuita guiada por voluntarios. Para más info aquí.

_MG_2490 copy

 

Hablando de jardines, cerca de Victoria a unos 20 km. aprox., se encuentra uno de los Sitios de Interés Histórico Nacional más visitados por los turistas, Butchart gardens. Se puede pasear por un conjunto de jardines de diferentes estilos, japonés, italiano,…también es posible comer, tomar el té o visitar un cercano mariposario. La entrada en 2017 rondaba los 30$CAD por persona. Nosotros no lo visitamos, os dejo el enlace para actualizar tarifas, ver horarios de los Butchart gardens y el enlace del cercano mariposario.

Al bajar recorrimos con el coche parte de King George Terrace Drive y buscamos un supermercado para hacer nuestra primera compra de avituallamiento. Los precios en general duelen y además no incluyen las tasas/impuestos que se sumarán en el momento final de la cuenta. Por suerte al pasarlo a euros se siente un muy ligero alivio (el cambio por nuestras fechas, septiembre 2017, 1€= 1.4$CAD). Al igual que en USA es fácil encontrar en los supermercados una amplia oferta de comida cocinada o precocinada lista para llevar, así como fruta cortada, ensaladas,… Recuerdo que nos llamó la atención que en el etiquetado de productos cárnicos (embutidos, carnes frescas, …) indicaban que no contenían antibióticos.

Con la compra en el maletero, repostamos combustible y volvemos a ponernos en marcha. Con un calor curioso, algo más de 30ºC , callejeábamos por China town. Porque sí, porque Victoria también tiene su propio China town, y al parecer, es el más antiguo de toda Canadá y el segundo de Norteamérica, después del legendario barrio chino de San Francisco.

_MG_2524 copy

Todo barrio chino que se precie tiene su clásica puerta, esta se llama La Puerta de Interés Armonioso y fue construida en Suzhou , una de las ciudades hermanadas con Victoria.

Dentro encontramos un despliegue de oriente en todos los detalles, desde las farolas con los perennes dragones, los murales callejeros,… Los cientos de lugares de comida, curiosas tiendas, diferentes frutas…casas de juegos, teatro, cabinas de teléfono horterichis… mix de neones y farolillos…

_MG_2513 copy

Al parecer es de los barrios chinos que mejor conserva sus raíces y también está declarado Sitio de Interés Histórico de Canadá.

Los primeros chinos eran mineros y llegaron desde California atraídos por el oro encontrado en el río Fraser, otros muchos eran desplazados por las guerras, sequías y hambrunas en sus países, y muchos otros llegaron para construir la línea del Ferrocarril Canadiense del Pacífico.

_MG_2523 copy

Tras recorrer el barrio, salimos y paseamos por las principales calles occidentales. La ciudad ya estaba bien despierta, con ajetreo de turistas y locales, más tráfico, más vida… Creo que Victoria es un buen lugar para comprar recuerdos. Nosotros no compramos nada y quizás luego me arrepentí pues allí vimos más variedad de artesanía de las First Nations que luego no encontramos en otros lugares.

Vistas panorámicas de los puentes que rodean a la ciudad, museos, parques como el de Beacon Hill, playas, el tótem más alto de Canadá…nos quedaban algunas cosas por ver de la llamada “Ciudad de los jardines” pero, si no queríamos ir con prisas a nuestro siguiente destino, debíamos ir pensando en regresar al alojamiento a devolver la llave olvidada.

_MG_8135 copy

Nos pusimos en marcha, apenas media hora nos separaba del B&B. Pero cuando íbamos hacia allá vimos un atasco monumental en la autovía que luego debíamos tomar. Realmente hacia nuestro siguiente destino, la localidad de Duncan, no había mucha distancia, apenas una hora, pero aquella enorme retención quizás podía cambiar los planes.

Cuando llegamos la amable anfitriona nos dijo que no hacía falta que le hubiéramos llevado la llave. Charlamos sobre el intenso tráfico que ahora nos esperaba y ella nos dio una original ruta alternativa. En lugar de deshacer el camino y atascarnos sí o sí, deberíamos tomar un ferry en la cercana Brentwood Bay que nos cruzaría a Mill Bay, a apenas 20 km de nuestro destino.

Dudamos un poco, pero al final nos parecía más atractiva la idea del barco que la del atasco, y con la ayuda de Jenny Garmin nos pusimos en marcha rumbo al cercano embarcadero. Porque sí, aquello más que un puerto era una única rampa de embarque donde se forma una cola de vehículos por orden de llegada.

_MG_2537 copy

Algo más arriba había una pequeña y estratégica tienda de recuerdos, helados y refrescos, un par de alojamientos y algunas casas residenciales.

_MG_2535 copy

Allí tuvimos que esperar a que llegara el siguiente ferry. Hicimos tiempo comiendo nuestro picnic en una zona con bancos y agradable sombra mientras veíamos a los locales disfrutando del bonito fin de semana con sus barcos, canoas y kayaks…

_MG_2538 copy

La breve travesía molaba, era un ferry con poca altura y la sensación de ir más cerca del agua le daba un punto de vista diferente. El trayecto duraba apenas media hora, y lo tomamos como un agradable paseo sorpresa entre islotes y laderas.
Mill bay es una zona buena de avistamiento de cetáceos, vimos algunos miradores junto a la carretera donde poder parar a buscar soplos, lomos y aletas.

_MG_2410 copy lr

Desembarcamos y no tardamos apenas nada en llegar a Duncan. Una pequeña localidad en el valle de Cowichan poblada por unos cinco mil habitantes y unos 80 tótems. Sin duda aquella tarde de sábado había más tótems que personas. Las calles estaban vacías, tanto que apenas nos cruzamos con nadie. Seguimos las amarillas huellas pintadas en el suelo que te guían por la ruta de los tótems.

_MG_8168 copy

Casi todos tienen un pequeño panel que cuenta su significado. En general eran usados para decorar los dinteles de la entrada de las viviendas o bien a modo de vigas verticales funcionales y decorativas que rodeaban toda la casa.

Podría decirse que hay dos tipos de tótems, aquellos que cuentan historias familiares y que recogen los nombres de los principales miembros de la familia, sería algo así como una especie de árbol genealógico, un muestrario de la saga familiar, del linaje.

_MG_2559 copy

Otros en cambio tenían un fin conmemorativo y eran usados en determinadas fiestas y celebraciones.

Eran tallados en madera de cedro rojo, y como os comentaba antes, intuyo que escribiré un posts más especifico sobre historia, los primeros pobladores, tótems…así que no me enrollo.

mg_2589-copy.jpg

En esta localidad de Duncan es donde hay un mayor número de los llamados tótems poles, y son una excusa perfecta para hacer una pequeña parada y estirar las piernas. Nos parecieron interesantes y muy fotogénicos.

_MG_2645 copy

Callejeamos un poco más, nos cruzamos con unas reproducciones de viejas fotos que contaban que aquí, a principios de 1900, se encontraba el centro social de la población china de todo el Valle de Cowichan.

Cowichan significa tierra cálida, y el fértil valle ofrece más localidades además de estas dos quizás más típicas. Se compone de un número de comunidades pequeñas como Ladysmith, Cowichan Lake, Youbou, Honney moon Bay, Mesachie Lake, Cowichan Bay, Mill Bay y Cobble Hill. Si se dispone de tiempo y ganas se puede explorar el valle en más profundidad. Hay un Parque Provincial con árboles milenarios donde se encuentra el árbol más alto de toda Canadá,… pero por lo que leí en su día los senderos del Parque no están bien mantenidos, muchos están cerrados y otros puede ser peligroso recorrerlos. Para los más aventureros dejo el enlace para que consultéis bien las condiciones de los trails antes de visitar el Parque Provincial Carmanah Walbran

_MG_2566 copy

La tarde caía. Si nos sobraba tiempo teníamos anotada en la recámara otra parada, Chemanius. Una pequeña localidad, a unos 20 km. de Duncan, cuyo principal atractivo son sus cotidianos edificios decorados con murales pintados. Llegaríamos con poca luz y no lo visitamos, pero os dejo aquí un tour virtual de los 39 murales por si queréis echar un vistazo a este museo al aire libre o tener más info.

_MG_2617 copy

Nos pusimos en marcha rumbo a la que sería nuestra base para esa noche, un B&B a las afueras de la localidad de Nanaimo. Es la segunda población en nº de habitantes después de la capital y su puerto desde siempre ha sido una habitual puerta de entrada y salida a la isla, por ello la ciudad es conocida como The Harbour City.

El alojamiento se llamaba About the Sea. A favor diré, que estaba en un barrio residencial tranquilo, la habitación era muy amplia con vistas panorámicas, bañera de hidromasaje, un desayuno muy correcto, un anfitrión amable,… En contra diría que la limpieza quizás era mejorable… o quizás una se vuelve algo más exigente con esos precios a veces astronómicos. Aún así lo recomendaría.

_MG_2688 copy

Paseamos por los alrededores en busca del atardecer, y allí en la orilla del mar de Salish frente al Estrecho de Georgia, acabamos nuestro primer día en la Isla de Quadra y Vancouver.

Continua… aquí


Información práctica:

¿Qué más ver y hacer en Victoria? Os dejo por aquí a mano la web de turismo de la ciudad

¿Cómo llegar a Vancouver Island? Lo podéis leer en el final del post  La llegada 

¿Cómo preparar un viaje a la Costa oeste de Canadá? Datos prácticos y más info en el post  Preparativos

 


13 respuestas a “THE WILD WET WEST CANADA Etapa II: Vancouver Island, Canadá. Paseando por Victoria y Duncan

  1. Una estupenda continuación que nos hace vivir lo que no hemos experimentado en primera persona. Un relato muy entretenido y culturalizante. Además de las bellísimas imágenes y tus detalladas explicaciones (a mi se me olvidan muchas cosas que veo en mis viajes, sobre todo los nombres, jeje), me ha quedado claro tres cosas: que los servicios son caros (ese té…), que no es la primera vez que los españoles cedemos ante los ingleses, y que los chinos están por todas partes, jajaja
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. jajaja 😀 muy buenas conclusiones Josep 🙂 Me alegra leer que te ha resultado un paseo entretenido y curioso. Siempre he viajado con cuaderno para tomar notas y que no se diluyan los recuerdos en mi llena memoria, ni se enreden… Me encantan los cuadernos 🙂 que conste en actas 😀 Un abrazo y muchísimas gracias por pasarte por aquí y dejarme tu huella.

      Me gusta

    1. Muchas gracias heberquijano por pasarte por aquí y dejarme tu comentario. Me alegra saber que te han gustado los totems 😉 el mérito es de ellos que son muy fotogénicos 😀 Un saludo y siéntete en casa… además de viajes encontrarás pequeñas historias cotidianas…Saludos!!

      Le gusta a 1 persona

    1. Siiiii paseos mogollón 😀 jajajaja hay que ver cuanto se camina cuando estamos de viaje 😉 y eso que nosotros somos de los disfrutones tranquilos 😀 jajaja. Me alegro que te haya gustado el paseito. Un abrazo sabático compañera y muchas gracias por tu tiempo, por dejarme huella con forma de comentario,… por estar cerquita. Muak!

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .