Tío Pepe Tío Pepe

Cuando era pequeña me encantaba ver la oscura silueta del Tío Pepe salpicando los horizontes de las ventosas lomas y costas gaditanas. Siempre me hacían sonreír y llamaban mi atención aquellas esbeltas botellas tamaño XL, gigantes como un clásico cabezudo o colosal como un “moderno” Mazinger Z gitano. Me parecía muy divertido que “a alguien mayor se le hubiera ocurrido disfrazar a una botella”.
Y sin duda, el Tío Pepe, me caía mucho mejor que su rival y competidor el famoso toro de Osborne.

tio pepe cadiz
Tío Pepe™ fue la primera marca registrada en España, la botella se humanizó en 1935. Ese mismo año para celebrar su centenario colocaron el emblemático cartel luminoso en la plaza del Callao (Madrid)

Recuerdo un domingo azul radiante que tras varios días de lluvia salimos a la calle como los caracoles. Comeríamos fuera, yo era pequeña, iba en el coche con mis padres…por supuesto sin sillita, ni cinturón, ni airbags, ni móvil, ni Tablet… “a lo loco” … como se iba antes:

—¿Falta mucho para el Tío Pepe papá?
—Ya casi llegamos… ¿Te has mareado esta vez?
—No me he mareado porque voy mirando al frente… y así no veo los postes de la luz dar vueltas como siempre…Pero huele mucho a coche…
—Ya le veo el sombrero… ¿Te he contado alguna vez que el tal tío Pepe existió y que era el tío del fundador de la bodega?
—Síiii y que es un vino fino de Jerez…de las bodegas mmm no me acuerdo…
—González-Byass —apuntaba mi madre.

Aquellos kilómetros de sinuosas curvas de la carretera de Tarifa mezclados con el perenne olor a tabaco para mí eran un auténtico martirio chino. Pero si papá decía que ya veía el sombrero… eso significaba que faltaba poco para llegar al chiringuito de cañizos. A mi me gustaba mucho comer allí porque estaba justo en frente de un inmenso Tío Pepe y verlo tan tan cerca siempre me impresionaba.

—…Mmm pues yo no lo veo…—pensaba impaciente y en silencio, cuando de repente sonó el tictictic del intermitente acompañado de un trío de voces…

—¿¡Dónde está el chiringuito!? —exclamó mi padre…
—¿Dónde está el chiringuito?—respondió mi madre como un eco.
—¿Dónde está el Tío Pepe? —pregunté preocupada.

Al bajar del coche un cementerio de miles de cañas se desparramaban a nuestros pies… Mis padres caminaban sobre los huesos del que fue un chiringuito y hablaban de la loca primavera y de los fuertes vientos del sudeste …Yo asombrada, no podía apartar mis ojos del muy perjudicado y maltrecho Don Pepe.

El difunto tenía todas sus tripas descuartizadas y revoleadas por el campo… por un lado un trozo de guitarra, por otro la cabeza y el sombrero,…El fuerte temporal lo había derribado y destripado…no quedaba nada de él en pie…

—El Tío Pepe ha muerto… y tu me has mentido porque es imposible imposible que hoy le vieras el sombrero…Mmm ¿tú crees qué se podrá pegar?…

—Mi padre miró mi diminuto entrecejo fruncido y sonrió.

Y hoy… yo sigo sonriendo cuando paso por delante de este kitsch superviviente que desafiando a Eolo custodia el acceso a mi playa gaditana preferida. Me siguen gustando y me encantan los muchos recuerdos que me trae…cuando los buscaba, admiraba y los usaba como hitos o guías, como referencias geográficas, como estrellas polares… o como una cuenta atrás de metas volantes para llegar al destino; faltan dos Tíos Pepes y dos Toros, un Tío Pepe y un toro… un Tío Pepe y llegamos…


9 respuestas a “Tío Pepe Tío Pepe

  1. ¡Qué relato más tierno! Una forma más en la que la publicidad y, concretamente, una marca llega a meterse en nuestras vidas sin que seamos consciente de ella y viéndola como una parte indispensable de nuestro viaje por la vida.

    Me ha gustado mucho leerte y conocer esta pequeña parte de tu vida. Estaré esperando para descubrir el resto de capítulos 😉 ¡un abrazo, compañera de letras y salmones!

    Le gusta a 2 personas

    1. Muchas gracias linda Mar por estar cerquita 🙂 . Me alegro que que te haya llegado la mucha ternura con la que está escrito 🙂 . La publicidad desde siempre ha llamado mucho mi atención, digamos que desde un punto de vista psicológico, me encantaba destriparla e intentar averiguar que querían de verdad decirnos, como querían engañarnos y sobre todo manejarnos. Digamos que los “psicoanalizaba” 😀 y entonces tomaba el camino contrario casi siempre 😀 jajaja. Escribiendo este relato me he dado cuenta que esta afición psicológica del mundo del marketing que sigo practicando hoy día 😉 me viene desde antes de lo que pensaba 😮 desde muy muy pequeña 😀 allá por la era Mazinger 😉 😀 jajaja Un abrazo enorme compañera de teclas salmónidas 😀

      Me gusta

  2. ¡Hola,amiga!
    Un relato que me ha encantado por su naturalidad y ternura. Esos recuerdos de la infancia nunca se olvidan y siempre nos provocan una franca sonrisa y a la vez una cierta nostalgia.
    Los relatos basados en experiencias personales suelen ser los mejores.
    Un abrazo.

    P.D.- Ya en fase de plena recuperación, me pondré manos a la obra para escribir el relato inspirado en la preciosa “garabata” que me enviaste. De hecho, antes de hospitalizarme, ya tenía un bosquejo que solo debo retomar y retocar. Te mantendré informada vía email.

    Le gusta a 1 persona

    1. Cuanto me alegra leer Josep que ya te encuentres recuperándote 😀 te mando un abrazo con mucha energía. Me hace feliz que te haya encantado el tierno relato true story total 😀 …Confieso que a veces estos posts tan tiernos y personales me generan muchas dudas en el momento de publicarlos…tiendo a pensar siempre que no gustarán, o no interesarán… :/ yo y mis inseguridades y muchas dudas 😉 nada nuevo. Quizás por ello leer que estos relatos os llega…de alguna forma me ayuda a espantar mis dragones 😉 Mil gracias por pasarte por aquí y dedicarme tu tiempo,
      PD: heyyy!! me alegra leer que las musas te han visitado 😀 que bien!! Yo tengo dos bosquejos, muy borradores aún…y no sé por cual me decidiré…creo que voy lenta, este finde me pondré 😀 . Nos mantenemos informados por mail compañero de teclas. Un abrazo gigante.

      Me gusta

    1. Gracias amiga, me alegra mucho que te haya gustado 🙂 …estos posts me suelen generar mil dudas :/ y cuando os leo me quedo como más tranquila 😀 Ay sí compañera, para mi miniyo fue un curioso shock … de esos que se guardan en la memoria 😀 . Mil gracias por estar cerquita linda. Un abrazo y buen finde.

      Le gusta a 1 persona

Responder a Mar Panzano Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .