Qué ver en Japón: Odaiba, una isla futurista en la Bahía de Tokyo

Era miércoles, nuestro tercer día y medio en Tokio, un día muy esperado porque llevábamos reservadas las entradas para visitar un curioso museo en la isla de Odaiba. Desde que leí la noticia de su reciente inauguración en un suplemento de “El País”, tuve clarísimo que quería visitarlo sí o sí. Y no me equivoqué, fue todo un acierto, te adelanto que es uno de los tops del viaje ☺ se llama Mori Building Digital Art Museum. Nos moló tanto que te lo cuento todo en este post.

Sabíamos que la isla de Odaiba despierta tarde, a eso de las 10-11 de la mañana, así que para hacer algo de tiempo, decidimos acercarnos primero al Palacio Imperial y al templo Zozoji.

_MG_0986 copia

Desde nuestra estación de Gotanda, usando la línea Yamanote incluida en el JRPass, fuimos a la gran Tokyo Station.

Localizada en el barrio de Chiyoda es desde 1914 el corazón ferroviario de la ciudad. Con tropecientos andenes, estación de autobuses,…sesenta tiendas, …restaurantes… un clásico hotel… es la primera en número de trenes y la quinta en pasajeros.

_MG_0985 B&W copia
Fue diseñada por el arquitecto Tatsuno Kingo

Está inspirada en la estación de Ámsterdam, y es un edificio con historia, con ladrillos rojos, con cicatrices de bombardeos, con algún asesinato político entre sus raíles, remodelaciones, privatizaciones… y un tamaño descomunal.

_MG_1012 copia

Caminando unos diez minutos desde la monumental estación llegamos a la residencia de los emperadores. Nosotros solo cotilleamos los ordenados exteriores del Palacio Imperial… pero puede visitarse parte de su interior reservando tours a través de su web. Para más info de horarios… haz clic aquí.

_MG_1018 copia

Vemos fosos con puentes y jardines… psicodélicos reflejos,… murallas…

_MG_1023 copia

Torres de vigilancia, oscuros tejados, cormoranes,…y un puñadito de verdes ginkgos que me hacen recordar la bonita avenida de los ginkgos que visitamos ayer.

_MG_1005 copia

Nos mola el contraste entre la arquitectura clásica y los rascacielos de alma futurista, asoman grúas que indican que el barrio crece, …

_MG_1067 copia.jpg

Callejeamos un rato bajo un dosel de cables y nos acercamos al templo Zozoji. Un coqueto templo budista que queda muy cerca de la roji blanca Tokyo Tower.

La torre es una réplica de la parisina Torre Eiffel, y actualmente es la torre de acero más alta del mundo. Mide 332.6m y pesa cuatro mil toneladas, es unos 13 metros más alta que la francesa, pero mucho más ligera. Leí que estaba construida en acero y que, al parecer, una tercera parte era chatarra de los tanques norteamericanos que fueron dañados en la Guerra de Corea.

_MG_1112 copia

Funciona como antena y sus horterichis colores se deben a las normas de aviación. Quizás por los colores o quizás por esa ligereza visual…pero personalmente no me resultó ni muy imponente ni atractiva… Aún así, es una de los principales atractivos de la ciudad y sus miradores son visitados por millones de turistas. Al estar en todo el cogollo de la ciudad dicen que sus vistas son molonas, y que si el día está despejado puede llegar a verse el Monte Fuji en la distancia.

_MG_1129 copia

600 escalones, o un ascensor, suben 150 m hasta el Observatorio Principal, y un segundo ascensor te llevará a los 250 m del Observatorio Especial. Abre de 9 a 23 h y el precio de las entradas a los observatorios es de 900 yenes a la primera cubierta, 2800 las dos. A sus pies se encuentra la llamada Foot Town, un edificio de 4 plantas donde se puede comer, comprar y visitar varios museos y galerías. Aquí tenéis más info.

_MG_1161 copia

Nosotros preferimos entrar en el templo Zozoji. Uno de los más visitados por el mucho contraste junto a la clónica Torre.

_MG_1184 copia
Es gratuito, abre todos los días de 9 a 17h

Su inmensa puerta de entrada, Sangedatsumon, es de las pocas que ha sobrevivido a incendios, terremotos y guerras, y data de 1622. Con 21 m de alto, 28 de ancho y 17 m de profundidad, está declarada Patrimonio Cultural de Japón.

_MG_1167 copia
Al parecer de su nombre se deduce que quien la atraviesa se desprende de tres estados: avaricia, odio, e insensatez.

Pronto tropezamos con las rechonchas esculturas Jizo. Normalmente se dice que están dedicadas a los hijos que fallecen antes que sus padres, pero también protegen a las embarazadas, a los viajeros, peregrinos, …bomberos…a los perdidos, desorientados, …

_MG_4765 copia
Jizo en verdad no es un Dios es un bosatsu, seres que aunque tienen los méritos para ascender al nivel superior, posponen su ascenso para ayudar a la humanidad.

En verdad la protección de Jizo no hace distinciones, y es uno de los “dioses” más queridos de Japón. Sus esculturas se encuentran por todo el país, a veces en ordenadas filas, o apilados en mastabas, …o salpicando caminos, jardines…

_MG_6864 copia

Es muy habitual verlos adornados con gorros y baberos, casi siempre suelen ser rojos, por ser el color perfecto para espantar malos espíritus y demonios…

A sus pies dejan ofrendas como monedas, hojas de pino, latas de frutas en almíbar,…fragmentos de piedras… pequeños juguetes. Aquí dejan coloridos molinillos de viento que dan un curioso aspecto a la colección y regalan una curiosa banda sonora.

_MG_1154 copia

Pese a estar en el cogollo de la ciudad, a estas horas el lugar respira tranquilidad. Paseamos entre los edificios, nos asomamos a la sala principal del templo, tropezamos con un mausoleo y con un museo donde explican la construcción del lugar.

_MG_1141 copia.jpg

Debían ser las diez de la mañana cuando abandonamos el templo Zozoji y nos marchamos a la vecina Odaiba, la artificial y turística isla ubicada en la Bahía de Tokio. Un paraíso del ocio y del consumo donde es posible encontrar interesantes museos, miradores, enormes centros comerciales, restaurantes… una playa artificial, una descolocada estatua de la Libertad,…y unas bonitas vistas panorámicas del tokiota skyline…

_MG_4821 copia

Daiba significa fortaleza, y en el pasado lo fue, las pequeñas islas tienen un alma militar. En ellas hubo media docena de mini defensas con cañones hasta que, en los locos años ochenta, decidieron rellenar el lugar con arena y escombros para construir esta isla algo sintética y futurista.

_MG_4814 copia.jpg

Todo iba bien, hasta que en la década de los noventa el país sufrió una crisis económica. Allí en Plutón, como en tantos otros países del mundo, también sufrieron su propia burbuja inmobiliaria que acabó estallando y paralizando vidas y proyectos.

Desde entonces, la ambiciosa isla durmió, ha estado latente hasta que recientemente muchos proyectos han sido despertados…y hoy de nuevo crece.
Relucen nuevas viviendas, oficinas, tiendas… la fachada del centro de convecciones Big Sights, museos,…

_MG_4795 copia.jpg

En la isla se encuentra el afamado Museo Nacional de Innovación y Ciencia Emergente, también llamado Miraikan, que significa literalmente, el Museo del Futuro. Aquí puedes conocer al famoso robot Asimo de Honda y ver una exhibición de sus habilidades, …contemplar una enorme Tierra construida con millones de píxeles, aprender en sus exposiciones permanentes y temporales… Es interactivo y bilingüe, cierra los martes, abre de 10 a 17 h y cuesta unos 620 yenes. La muestra de las habilidades de Asimo son todos los días a las 11 y 14 h, para actualizar horarios y ampliar info haz clic aquí.

O puedes visitar el Museo Marítimo que es gratis, … o visitar el nuevo y curiosísimo Mori Building Digital Art Museum del que pronto te hablaré ☺

_MG_4790 copia

Los amantes de los juegos, en Tokyo Joypolis encontrarán un Legoland y un parque de juegos de SEGA ,…los amantes de la gastronomía pueden visitar un museo de la sopa japonesa y degustar ramen, a los amantes del mundo vintage le gustará la 4ª planta del Decks ambientada en los años 70 y 80,…y a los más tecnológicos les puede molar conocer las últimas novedades en el Panasonic Center

_MG_5161 copia.jpg

A los fans del motor, les puede interesar una visita a la Toyota Mega Web y al History Garage, un salón de exhibición gigante que, aún no sé cómo, sin querer, aparecimos en él. Nos cruzamos con simuladores, con algunos coches algo más futuristas, y con el único patinete eléctrico de todo el viaje. En Japón son mucho más habituales las bicicletas eléctricas, a la bici de toda la vida le acoplan un pequeño motor.

_MG_4365 copia.jpg

Los amigos de las tiendas tienen aquí enormes centros comerciales donde perder la noción del tiempo. Los principales son Aqua City, Divercity y el algo horterichi Venus Fort que, con su recargada decoración Renacentista y su cielo azul a modo de trampantojo… parece sacado de las Vegas.

No puedo hablarte mucho de ellos. Tan solo entré en un “todo a cien”, de la famosa cadena Dayso, que me tropecé cuando buscaba un aseo. Comprar a 1 euro en Japón tiene su punto ☺ ya te comenté en preparativos, que en ellos encontrarás un poco de todo, desde libretaaaassss ☺ (leer con voz del monstruo de las galletas), …a cachivaches varios para humanos, para mascotas, para la casa,…

_MG_4882 copia

Odaiba también tiene una oferta interesante para los adictos a las alturas. Aquí está el mirador de Fuji Tv, obra del premiado arquitecto japonés Tange Kenzo. Es una curiosa obra de ingeniería, diseñada a prueba de terremotos y recubierta de brillante acero que ofrece un mirador con vistas a la ciudad. Son solo 25 plantas, no es muy alto, pero el mirador Hachitama es un mirador diferente al estar dentro de una bola metálica de 32m de diámetro, de más de una tonelada de peso y suspendida a 123m del suelo.

Acceder al mirador cuesta 550 yenes, unos cinco euros, abre de 10 a 18h, y cierra los lunes. Dicen que sus vistas de 270º de la bahía son molonas. Se puede visitar el edificio y deambular por sus acristalados pasillos, asomarse a un pequeño mirador sin cristales en la planta 7, tropezar con algún set-estudio… cotillear la tienda…tomar algo en la cafetería,…

Y más o menos por el mismo precio se puede subir a la plataforma de observación del vecino Centro de Telecomunicaciones, también cerrada los lunes y con un horario semanal de 15 a 21h, y de 11 a 21h fines de semana y festivos.

_MG_4878 copia

Los amantes del agua tienen aquí una playa artificial donde está prohibido el baño, pero que es un lugar perfecto para disfrutar de las puestas de sol y ver el skyline encenderse. Hay carteles que avisan de la muy peligrosa, letal, presencia de una avispa local…sobre todo en verano.

También hay un turístico onsen temático. Este baño tradicional japonés es al aire libre y tiene una decoración del periodo Edo. Es un poco artificial, pero dicen que tiene su punto. Además como te ofrecen todo lo necesario como gel/toallas/taquillas/secador…se puede incluso improvisar su visita sobre la marcha. Eso sí, atención que este es de los baños donde no se admiten tatuajes.

_MG_4827 copia

Nosotros al medio día, después de visitar una curiosa y preciosa tienda, de la que ya te hablaré, nos fuimos rumbo al Museo de Arte Digital. Con las entradas compradas desde casa, hicimos una media hora de cola, y por fin entramos. La muy esperada visita nos sorprendió y encantó, sin duda es un museo muy muy recomendable

La mucha magia del arte digital nos abdujo, y cuando salimos del museo… la tarde se había desplomado. Cosas del otoño y sus días cortos… debían ser poco más de las cinco y era de noche. Exploramos la isla, ahora totalmente diferente, con vistas molonas al iluminado Rainbow bridge… y a un ultramoderno skyline repleto de luciérnagas.

_MG_5200 copia.jpg

El puente Rainbow se supone que tiñe sus pilares de rojo, azul y verde, y en el paseo hay distintos miradores desde donde observarlo. Se alimenta con energía solar y fue construido en 1993. Dicen que caminar al atardecer por su paseo peatonal, Rainbow Promenade, mola. Del lado norte hay una vista bonita del Sky Tree y de la Torre de Tokio. Del lado sur, se puede ver el edificio de Fuji TV y la bahía. Incluso en un día despejado puede verse el Monte Fuji a lo lejos.

_MG_5181 copia.jpg
Nosotros lo vimos solo en blanco, no sé cuándo, cómo, por qué cambia la coloración.

Cenamos en la isla una hamburguesa de inspiración hawaiana que recomiendan en todas partes. La comida no está nada mal, pero lo que más interesa del lugar son sus ventanales con molonas vistas panorámicas a la Estatua de la Libertad, al puente, a los rascacielos encendidos…

No es una réplica de la estatua de La Libertad de Nueva York, es la réplica de una que hay a orillas del parisino río Sena. Chirría a ratos, está descolocada y descoloca. A los japoneses les encanta copiar, y practican mucho el “copiar y pegar” ☺ o el “copiar y mejorar”.

_MG_5180 copia.jpg

Los cruceros fluviales pasan cerca de ella, vienen y van, de día son una opción interesante para ver las vistas de la ciudad, de noche también deben ofrecer curiosas perspectivas de siluetas y reflejos.

Odaiba-gif2

Tras la cena, paseamos y llegamos a los alrededores del gran centro comercial Aqua City. Allí tropezamos con una escalera con coloridos peldaños iluminados donde todo el mundo se hacía fotos, …

_MG_5172 copia.jpg

Y no muy lejos, en la misma plaza del centro comercial, se encuentra el famoso Gundam. Será famoso…pero yo no sé como definir a esta ¿estatua 2.0 gigante? ¿megaescultura algo articulada?…
Al parecer es un conocido ¿robot?, inspirado en un personaje de novela que acabó convertido en personaje manga y anime. Para mi era el primo lejano de Mazinger Z.

A su alrededor había muchas personas esperando la pequeña performance que realizan a las 11:00, 13:00; 15:00; 17:00, y a partir de las 19:30 cada treinta minutos hasta las 21:30.

_MG_5197 copia

La performance en verdad…consistía en una sintonía con un volumen a toda leche, un puñado de luces leds, y una superpantalla con un capítulo de la serie donde se ve a Gundam en acción. Mientras tanto… la escultura cambia algunos colores de su galáctica armadura, y une sus dos cuernos para formar uno solo y convertirse en el Gundam unicornio.

A los pies de aquel mastodonte de casi 20m de altura, me dio un ataque de risa ☺ Como observadora cero friki, confieso que en algún momento me pareció surrealista la cantidad de público reunido… para ver moverse veinte centímetros ¡¡un cuerno!! ☺

Pero bueno, el breve espectáculo incluye luces y música…y el descomunal Don Gundam tiene muchos seguidores, es un icono en Japón desde su lanzamiento en televisión en 1979. Lo sustituyen por otro modelo cada “x” años, este modelo unicornio es de 2017, se espera cambiarlo para las futuras Olimpiadas Tokio 2020 e instalar uno nuevo en Yokohama. En el centro comercial está la cafetería Gundam cafe y un par de tiendas temáticas.

Gundam-gif.gif

Llegar a la cercana Odaiba es muy fácil, pero si queremos podemos hacer de la llegada o salida de la isla una pequeña aventura molona. Se puede hacer un crucero fluvial a bordo de un bote clásico o barco futurista surcando las aguas del río Sumida, observando una diferente perspectiva de la ciudad y de su skyline.

O puedes llegar/salir en un automatizado tren monorraíl cuyo primer vagón ofrece una vista muy interesante de la ciudad apagada o iluminada.

O puedes llegar/salir de la isla caminando por las largas aceras de su puente Rainbow, dicen que se tarda unos 30-45 minutos. Abierto de 9 a 21h (de abril a octubre), de 10 a 18h (noviembre a marzo). Cerrado el tercer lunes de cada mes. Están prohibidas las bicis, puntualmente pueden cerrarlo debido a la meteorología o eventos (29-31 de diciembre).

_MG_9839 copia.jpg

Nosotros hicimos la ida en tren usando la línea Yamanote porque queríamos visitar primero la vecina isla de Tennozu. La vuelta la hicimos en el futurista monorraíl, disfrutando de las bonitas vistas de la ciudad iluminada. Este trayecto pertenece a la línea Yurikamone, no está cubierto por el JRPass, pero es asequible. Tiene su punto usar un transporte molón para llegar a Odaiba.

En las guías suelen recomendar dedicarle a la isla un día o solo medio si se va ajustado. Pero atención, en el momento en el que se visite algún interesante museo los tiempos cambian. Aquí podéis consultar los horarios y días de cierre de los comercios, museos …y todos los atractivos de Odaiba, la ociosa isla repleta de tecnología, ciencia y consumo.

_MG_5165 copia
La noria de Odaiba puede ser un original mirador

Antes de regresar al hotel, hicimos de nuevo una parada junto a la Tokyo Tower que habíamos visitado por la mañana. Queríamos ver su pinta nocturna… quizás las luces le sentaban mejor que la pintura rojiblanca… Un poco más atractiva estaba, pero seguía siendo un descomunal clon.

_MG_5218 copia.jpg

De camino a la estación, nos encontramos con un pequeño escenario con jóvenes cantantes que llamó nuestra atención. Frente a ellas, un grupo de deschaquetados trabajadores salarimen armados con luminosos pirulos, coreaban las canciones de un grupo de maids convertidas en idols.

_MG_5210 copia2

Tan educados, comedidos, correctos, … como todo terrícola se transforman cuando abusan del alcohol. En Japón especialmente es usado como una especie de lubricante social. Beber con los compañeros de trabajo, clase o equipo, es casi una obligación, como una especie de etiqueta de cortesía laboral que les permite conocerse en una atmósfera más relajada.

Para esta comunicación más natural y espontánea que surge con una cerveza o un vaso de sake en la mano ellos usan el término nommunication, que podría traducirse como “bebermunicación”.

Fans-Tokyo-gif

Mucho más cansados que ellos ☺ …con los pies reventados y dando gracias al inventor de las tiritas Compeed ampollas ☺ que me permiten seguir y seguir…regresamos al hotel. Nada mejor que un tradicional baño japonés, onsen, para acabar el largo y psicodélico día.

Sin título-1 copia
Foto Booking que en los onsen está prohibido…

Continuará…


11 respuestas a “Qué ver en Japón: Odaiba, una isla futurista en la Bahía de Tokyo

    1. Que conste en actas compañera que en Odaiba me acordé de tu pequeño Terremoto viajero 😉 el museo que visitamos no te lo puedes perder 🙂 le encantará el museo, el Gundam… 🙂 es una isla muy lúdica. Dile a maridín que tome nota mental 😀
      Gracias siempre a ti linda Salo por estar cerquita acompañándome. Un abrazo enorme.

      Me gusta

  1. Creo que para visitar Japón hay que estar muy preparado, ser muy previsor y organizado. Así como en París, por poner un ejemplo cercano, con un plano de la ciudad, te espabilas perfectamente callejeando o tomando el suburbano (el metro de toda la vida), en Japón, con sus islas, trayectos y circuitos turísticos tan variopintos, estaciones y costumbres exóticas para un europeo, debe resultar inquietante y desorientador para una persona que, como yo, se mueve mucho mejor en línea recta que en círculos, jajaja.
    Sigue llamándome la ateción el respeto que tienen por lo antiguo. Aquí habríamos tenido que organizar manifestaciones vecinalesy recoger firmas para que no echaran abajo un templo para construir en su lugar un hotel de lujo, jeje.
    Me está resultando muy interesante e ilustrativa esta visita guiada a distancia.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Como poderse ir… se puede ir “a lo loco”, a la aventura 😀 pero las dimensiones, la falta de tiempo, el idioma y lo mucho que hay por ver…hacen que sea Japón un destino en el que es mejor planificar. In situ todo es más fácil de lo que imaginamos desde el sofá 🙂 el sofá magnifica 😀
      Pues sí compañero 😦 aquí nos habríamos manifestado para que no derribaran un templo… y encima lo derribarían.
      Allí el respeto es a todo, a lo antiguo, a lo nuevo, a las demás personas, a la fauna, a las plantas, al mobiliario urbano, a las leyes, normas, …Son estos valores los que hacen que Japón sea Plutón… en algunas cosas realmente están a años de luz de nosotros.
      Me alegra mucho que te esté gustando el paseo por Plutón 🙂 muchas gracias por acompañarme mi querido Josep 🙂 Un abrazo enorme.

      Me gusta

    1. Muchas gracias, me alegra que te guste 🙂 bienvenida, por favor siéntete como en blog casa 🙂 Te invito a rebuscar por los cajones, además de viajes tienes pequeñas historias, fotorelatos,…y algunos infundios creativos 🙂
      Precisamente esta tarde me asomé a tu fantástico blog y por allí me quedé 🙂 te sigo.
      Gracias por pasar por aquí y quedarte cerquita.
      Un saludito!!

      Le gusta a 1 persona

      1. Ya me siento en tu blog/casa.
        Rebuscaré por los cajones y me encantan los infundios ¿a quien no de vez en cuando?
        Me encanta que te guste mi blog. El gusto es mutuo.
        Me quedo cerquita y nos iremos contando.
        Otro Saludito. 🙂 🙂

        Le gusta a 1 persona

  2. Vale. Como he leído primero el siguiente post, no me he dado cuenta de que la Isla de Odaiba estaba en Tokio. No sé por qué creo que la he confundido con la de Hokkaido… ay por Dios! En fin que aclarado mi entuerto personal paso a comentar este post.
    Lo que más me ha llamado la atención ha sido ese afán nipón a copiar todo lo francés… casi parece una simulación de Las Vegas curiosamente. La copia de la Torre Eiffel será idéntica pero a mí me chirría el tema de la esbeltez que ha perdido por el camino. La nipona es mucho más pesada y robusta o eso parece en las imágenes y carece de un lugar para verla con perspectiva… está muy desubicada. La estatua de la libertad original es la de París, algo que no mucha gente sabe, y la de Nueva York es una réplica más grande que le regaló el gobierno francés al americano. La de Tokio también está colocada rara. Es como si en poco espacio intentaran tenerlo todo apelotonado. Como abarcarlo todo sin tener espacio para casi nada.
    Otra cosa que me llamó la atención es esa vista enfrentada del tradicional templo contra los modernos edificios… esa sí que es interesante de verdad. Porque tanto vidrio y acero juntos creo que llegan a saturar un poco desde mi punto de vista. No sé si es que me he acostumbrado ya a los futuristas edificios verdes llenos de vegetación o qué pero tanto vidrio junto casa un pelín… ay Japón-Plutón… es otro universo. Aún así creo que vale mucho la pena visitarlo. Besotes franco-nipones compañera!

    Le gusta a 1 persona

    1. 😀 A mi a veces también me patinan las neuronas geográficas 😀
      Realmente copian a los franceses, a los chinos… al mundo mundial 🙂 son maestros del copiar y pegar 😀 y normalmente mejorar. Pero hay excepciones con eso del mejorar 😀 jejeje 😀 yo opino como tu, la torre chirría toda ella. A modo de curiosidad te comento que es más ligera que la parisina, unas cuatro mil toneladas frente a las diez-once mil de la gala.
      Y la estatua de la Libertad, ídem 😀 copiaron a la original, a la del Sena, pero chirría por los “cuatro costados” 😀
      Yo creo que quizás lo francés les resulta estéticamente elegante, delicado, exquisito… similar a ese lado elegante, delicado y exquisito que los japoneses poseen.
      La arquitectura tradicional frente a los modernos edificios te encantaría compañera 🙂 es un contraste muy muy interesante. Hay abuso de cristal y acero, ese cristal y acero que un día fue moderno, plutónico 🙂 y que quizás hoy ya no es tan futurista/sostenible/verde como esos edificios que comentas. Pero no satura…aquí en cualquier tangente aparece el pasado con forma de torii, o de casas bajas,…de templo…palacio…parque…jardín…y entonces ¡zas! viajas en el tiempo 😉 y en el espacio. Besitos nipo-plutónicos maifrén, gracias por sumar.

      Me gusta

  3. Pues fíjate que para ser tan ligera la torre de Tokio parece visualmente más pesada. Es curioso.
    Tienes razón con ese potpourrí de construcciones de distintas épocas. Lo he visto mil veces en las revistas de arquitectura cuando me empapaba del minimalismo doméstico que ellos hacen tan bien. Un besote.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .