Curiosidades Japón: ¿Conoces el Shinrin-Yoku?

No cabe duda de que la cultura japonesa es fascinante. Por su naturaleza sintoísta y budista el país mantiene un sano vínculo con el medio ambiente, para ellos no hay mejor templo que la Naturaleza, y en ella son capaces de ver mucho de sagrado y de divino.

Ellos disfrutan del hanami: la contemplación de los cerezos y ciruelos en flor, practican con entusiasmo el momijji gari: la caza de los colores del otoño… Y muchos de ellos realizan Shinrin –Yoku: que consiste en caminar por la naturaleza utilizando los cinco sentidos, literalmente significa; “absorber la atmósfera del bosque”.

subida al monte Misen, Miyajima en otoño

Los anglosajones hablan de tomar un “baño de bosque”, que es quizás un concepto similar, y aquí en España simplemente se dice “nos vamos al campo” ☺…

Pero “ir al campo” o practicar senderismo o pasear por el bosque con el teléfono sonando o vibrando en la mochila, …no es lo mismo que practicar Shinrin –Yoku.

Aquí se trata de caminar muy conscientemente por el entorno natural, prestando mucha atención al olor que desprende la vegetación, a los sonidos, a los colores y texturas, … Los japoneses suelen llevar un poco de té o alguna infusión para que el sentido del gusto también participe en esta experiencia.

No es una meditación, pero casi, es fundamental que toda nuestra atención esté centrada en el entorno, por ello no vale llevar auriculares, ni el teléfono móvil en la mano, … ir charlando … anticipar problemas… pensar en la lavadora, en el trabajo, …o en lo bien o mal que va el mundo…

otoño en Japón

Es paradójico como los países más desarrollados y los que ocupan los rankings de países más felices,… son los que suelen tener las tasas de suicidios y depresión más elevadas. Es cierto que los japoneses saben disfrutar mucho,… pero también se suicidan, y aunque las cifras disminuyen, la isla nipona suele encabezar con frecuencia las estadísticas. Desde el año 2007 el gobierno invierte millones de yenes en investigación buscando formas de disminuir estas tasas de suicidios, con el fin de prevenirlos y aumentar el bienestar de sus ciudadanos.

momiji en Japón

Entre las diferentes iniciativas tomadas, el gobierno nipón creó un programa donde se eligieron determinados bosques para usarlos como terapia, son los llamados Forest theraphy sites; lugares perfectos para practicar Shinrin-Yoku, con suaves senderos para que caminen personas de todas las edades, con movilidad reducida, solos, o acompañados por un guía.

baños de bosque

Dicen los antropólogos que “durante nuestra evolución hemos estado el 99,9 % de nuestro tiempo en entornos naturales. Nuestras funciones fisiológicas están todavía adaptadas a este medio. Y es por eso, que los sentimientos de bienestar y confort que experimentamos están casi siempre relacionados con estos entornos”.

bosques de bambú Japón

La ciencia ha demostrado que las caminatas en el bosque, comparadas con las caminatas urbanas, reducen un 12.4% el cortisol (hormona del estrés), 7% la actividad del nervio simpático, 1.4% la presión arterial y 5.8% el ritmo cardíaco, … mejora el sistema inmunitario, la condición física, la ansiedad, …la depresión…la fatiga…incluso la memoria.

reflejos de otoño

Parece que esta técnica made in Japón promete hacernos más felices y creativos, quizás algún día no muy lejano nuestro occidental médico de cabecera nos recete practicar Shinrin –Yoku ☺ La terapia forestal es indolora, gratis y con un montón de beneficios. Ya se practica en Canadá, en Estados Unidos, en el Norte de Europa …y al parecer comienza a llegar a España.

viajar a Japon en otoño

Personalmente creo que esta técnica es una forma de practicar algo tan sencillo, pero que a la vez es tan complicado que casi nunca lo practicamos, y es simplemente estar en el; Aquí y Ahora, y al hacerlo en un entorno natural nos reconectamos con esa olvidada naturaleza, a la que pertenecimos, pertenecemos y perteneceremos.

bosques en Japón

Seguro que tienes un par de horas a la semana y un parque cercano, o un bosque, o una montaña…, prueba a llevarte contigo tus cinco sentidos en modo ON, el teléfono en modo OFF y respira ese aire cargado de beneficios terpenos… que ya nuestros abuelos llamaban “puro”.


12 respuestas a “Curiosidades Japón: ¿Conoces el Shinrin-Yoku?

    1. 😀 jajaja eso es 😉 “pal campo to el mundo” 😀 con consciencia y sin el móvil 😉 Para algunos eso de aparcar el móvil ya será un auténtico reto 😉 … por no decir sacrificio…paranoia…
      GRACIAS a ti por pasear por el campo conmigo. Un abrazote!

      Le gusta a 1 persona

    1. Claro que se puede hacer 🙂 no es tan complicado y sin duda añade felicidad. En Japón observé una vida frenética que convive sanamente con la contemplativa, allí son capaces de pasar de 1000 a 10…saben frenar, concentrarse en el aquí y ahora. Y sin embargo…en la vida urbana occidental parece que la contemplación está hasta mal vista, tal y como dices, la vida asfáltica invita a todo lo contrario…a correr como alma que lleva el diablo…correr al pasado, o al futuro…a cualquier parte menos al presente.
      Mil gracias por pasear conmigo compañero, un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  1. Sabio consejo, desde luego. No hay nada como el relax en medio de la naturaleza. Y no solo se trata de respirar aire puro sino de gozar de la paz y tranqulidad que también se respira en el bosque y la montaña. Yo solía hacer cada año una escapada, aprovechando un puente o festividad, para ir al Pirineo (tanto de Lérida como de Huesca, mi preferido) y empaparme de naturaleza. Pero, maltida sea, siempre teníamos que seguir una ruta o un plan de viaje y no podíamos demorarnos todo lo que habría deseado contemplando un salto de agua, una cumbre nevada, un valle o un hayedo, pues debíamsos continuarr viaje y volver a una hora conveniente al hotel, jeje. Vida contemplativa contrarreloj, qué absurdo, ¿verdad? Y siempre he vuelto a casa con la sensacion de no haber aprovechado suficientemente esa experiencia. Me planto ante una magnifica vista, respiro hondo y me digo ¿y ahora qué? ¿cómo hago para “hartarme” de esta belleza? No sé si me explico. Me sabe a poco pero no sé aprovecharlo. La única solución es volver y volver. A fin de cuentas, tampoco hace falta desplazarse tan lejos de casa como para ir al Pirineo ni, por suouesto, a Japón, jajaja. Tengo el macizo del Montseny a media hora en coche y el parque natural de Collserola a diez minutos, jeje.
    Como siempre. me ha encantado tu crónica viajera y tus imágenes.
    Un abrazo relajante.

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es, no solo es la magia del aire puro, …es esa paz y tranquilidad que da el sentirse conectado a la tierra, a la Tierra, o a las raíces… quizás la sensación de formar parte de algo…o de un todo.
      Pues sí, no es lo mismo caminar por los senderos en modo escapada ON, modo senderismo…que practicar esta contemplación sin reloj, sin prisas, sin móvil… El tiempo es oro…pero a veces se nos olvida que no todo en la vida son los metales preciosos 😉 La realidad es que nos cuesta frenar, parar, detenernos… y parece que simplemente contemplar es una pérdida de tiempo… (por cierto ahora que escribo la palabra contemplar…me doy cuenta de ese temple, hay cierta templaza etimológica… con-temple 😉 con equilibrio, con moderación…observar sin juzgar…).
      No hace falta irse ni al Pirineo ni a Japón-Plutón 🙂 puede servir hasta un parque decente del barrio 🙂 tu lo tienes fácil y bonito 😉 y a la vuelta de la esquina. Prueba a ir solo, a caminar muy muy despacio, con el móvil en modo avión ON, … sin prisas… mirando, remirando, oliendo…. concentrado en esa belleza que te rodea. Así se llega a esa “hartura” o “empacho” sublime 😉
      Me alegra mucho que te haya gustado el post compañero de teclas. Mil gracias por pasear conmigo por el bosque 😉 Un beso enorme y un abra-zen 😀

      Le gusta a 1 persona

  2. Ay amiga… es que la felicidad no depende del grado de desarrollo de una sociedad… más bien todo lo contrario. Cuanto más nos desarrollamos más nos alejamos de nuestro medio natural… y más infelices vivimos. Cuantos más años pasan, más me doy cuenta de lo necesario que es ese contacto que siempre he buscado en los momentos más bajos.
    Cuando vivía en la costa era el mar… pasé largas horas contemplando las olas, escuchando su sonido y absorbiendo su humedad y su olor. Ahora que vivo en el interior es el bosque o su sucedáneo más próximo. Aunque a veces vivirlo en solitario es complicado pero es genial Igualmente. Para mí el verde y el agua son fundamentales y si se pueden unir en el mismo espacio son lo más.
    Qué profundos los japoneses… la verdad es que su cultura está muy ligada a la naturaleza aunque pueda parecer que no es así por las urbes tan populosas que habitan. Cuanto más conozco de ellos, más me gustan.
    En fin, me voy a pasear “into the woods” un ratito. Gracias compañera por traernos este trocito tan relajante de Japón. Un besote entre árboles, maifrén.

    Le gusta a 1 persona

    1. Opino como tu… cuanto más nos alejamos de nuestras raíces animales 😉 menos humanos somos y más zombies estamos.
      Al igual que los bosques, también esas orillas, esas olas, el yodo, los iones, el horizonte…son terapéuticos, es vitalidad en estado puro, purita bioquímica 🙂 La Naturaleza es sabia y nos da todo lo que necesitamos 😉
      A mi también me está ocurriendo lo mismo con la cultura japonesa compañera…cuanto más la conozco, más me interesa y fascina.
      Gracias siempre a ti compañera de teclas por estar cerquita 🙂 no te pierdas el post de la próxima semana que algo me dice que te puede gustar 😉 yo mañana me paso a asomarme a esas ventanas tuyas 🙂 Besos boscosos y abrazote grande maifrén.

      Le gusta a 1 persona

  3. Las fotos son espectaculares. El bosque de Bambúes es maravilloso.
    No me cabe la menor duda de que pasear por el bosque es fantástico, lo he hecho y especialmente en primavera y otoño es un bellezón. Además te carga las pilas y llena los ojos de multiples matices de colores.
    ¡Y eso que soy urbanita !!! jaja

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Gallega 🙂 me alegra mucho que te hayan gustado las foto-bosques 🙂 .
      Pasear por ellos es una recarga de vida 🙂 de energía, y sin duda nuestro cuerpo y mente nos los agradece. Además es gratis y está al alcance de todos 🙂 ¿qué más se puede pedir?
      Un abrazote y muchas gracias por pasear conmigo por el bosque.
      P.D.: Disculpa la demora en la respuesta pero estábamos de viaje, acabamos de llegar y ando poniéndome al blog-día.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .