Pedacitos de Marruecos

Hay viajes en los que quizás uno busca acercarse al adulterado espíritu de la Navidad, o no le importa tropezar con Papa Noeles a cascoporro, mercadillos, luciferios varios y consumismo desmesurado… Pero también hay otros viajes en los que se elige el destino muy concienzudamente para escapar de ella.

No siempre se tienen las mismas ganas, aquel año fue una Navidad a la fuga, y nada mejor que un país islámico y vecino como Marruecos para huir.

chaouen cats

Nos escondimos unos días en las laderas de Chauen. Cambiamos el cuento de Navidad por el cuento de las mil y una noches. Allí las luces cálidas de las lámparas sustituían a los fríos leds, la llamada a la oración suplía a los villancicos, … nos cruzábamos con peludos gatos en lugar de barbudos Papa Noeles,… y los frutos secos y miel de los ricos dulces remplazaba a los industriales turrones. Justo lo que necesitábamos; las antípodas de la Navidad.

Nos gustó mucho el ritmo tranquilo de la hermosa Chauen, el laberinto de sus añiles calles, las risas y cantos de las lavanderas, las curiosas tiendas y talleres, los nuevos sabores,…
Y recuerdo con cariño el bonito Riad donde nos alojamos. Todo en él tenía mucho encanto, la antigua chimenea,… la panorámica terraza… los mediterráneos desayunos… los ecos de una guitarra en el patio.

Todo fue genial… hasta el día del regreso. Cuando llegábamos a Tánger nos encontramos que unas fuertes lluvias habían inundado la zona. Había campos y carreteras anegadas, accidentes de tráfico, caos… El tramo más complicado fue un atasco gigante a las afueras de la ciudad donde todos avanzábamos con precaución y muy despacio. Todo iba bien…hasta que “un listo” con un todoterreno decidió ir más rápido que los demás y al pasar por nuestro lado… ¡Zas! una oscura ola de lodo nos bañó todo el coche de arriba abajo. Yyy…¡¡¡ soorpresaaa!! como una diminuta rendija de la ventanilla estaba abierta; … la ola de lodo nos bañó por dentro y por fuera.

Nos quedamos “estupefactados” con el inesperado tsunami que lo cubrió todo convirtiendo el coche en un huevo de Pascua o huevo Kinder. La ola vino por babor, llevándose el maridín la peor parte… pero sobre todo el salpicadero del Seat Ibiza. Imaginar nuestras caras de pasmarotes con las bocas abiertas y con la ropa, las manos, los pelos… todo manchado de aquel barro frío.

Y ahora imaginar el coche… pero imaginarlo bien porque yo nunca me había fijado con detalle en las miles de rendijas que hay en el interior de un vehículo … ¡que barbaridad!. Había barro líquido en toooodos los agujeritos de los altavoces, en tooodos los respiraderos, recovecos, en el volante, en el retrovisor…tapicería,…,techo,… en tooodas las partes imaginables. Y menos mal que la ventanilla solo estaba abierta una minúscula rendija de apenas un centímetro…que si llega a estar un pelín más abierta nos convierte el interior en un improvisado spa… Fue increíble la cantidad de aguachirri que la dinámica de fluidos hizo entrar por ahí. Flipamos.

También nos cabreamos pero pronto relativizamos, solo había que abrir los ojos y ver los importantes daños y accidentes causados por el fuerte temporal… Por suerte no nos había pasado nada.

Y en la frontera española llegó el humor 😀 . Cuando aparecimos en ese penoso, guarrindongo y lamentable estado fuimos el cachondeo de los guardias civiles y policías nacionales. Entre risas nos preguntaban de qué rallye veníamos mientras miraban alucinados el coche que poco a poco se había ido convirtiendo en una rebozada croqueta.

Ya han pasado muchos años…pero creo que si rebusco a conciencia entre las infinitas rendijas… todavía puedo encontrar pedacitos de Marruecos.


10 respuestas a “Pedacitos de Marruecos

  1. Menos mal que con el tiempo se recuerdan las “catástrofes” embarradas con humor, porque, vaya, me llega a pasar lo mismo que os ocurrió y ¡me da un infartito de rabia!

    Me ha encantado la manera en la que has descrito este breve viaje anti-navideño, he disfrutado mucho leyéndote, imaginando otra forma totalmente diferente en la que disfrutar de estas fiestas. También me he llevado una sorpresa con el desenlace de vuestro viaje y ¡menuda cara de incredulidad se me ha quedado! Como siempre, es un placer leerte y transportarme a otros lugares con tus viajes. Desde aquí, te mando un abrazo cargado de turrones y guisos de la yaya.

    P.D. La foto de los gatos me parece increíble, los colores que tiene y el ambiente que respiras al verla transmite mucho de esa pequeñita rendija de Marruecos.

    Le gusta a 1 persona

    1. El tiempo es una medicina mágica 😉 Y sí, pasamos por la estupefacción, el flipamiento, el cabreo, …. la relativización que también es mágica 😉 y por último la terapéutica risa 😀 jajaja fue una ola de barro y una ola de emociones y sensaciones 😀 jajaja
      Tus letras me alegran la mañana linda Mar, me reconforta saber que te ha gustado el relato de aquella Navidad a la fuga, la gatuna foto y que te ha sorprendido el ajetreado final 😀 El placer es siempre mío, me encanta pasear contigo, tenerte cerquita 🙂 . Muchas gracias de corazón por pasarte por aquí a hacerme compañía en esta muy lluviosa y muy solitaria mañana. Y gracias por esos guisos de la yaya mmmmmm 😀 nada más rico que esos guisos amorosos 😀 por cierto… ya estás tardando en pedirle y escribir 😉 todas las recetas… te prometo que son un tesoro a conservar… ni te imaginas como tu hipotálamo guardará para siempre el recuerdo de esos olores y sabores 😉 hazme caso y toma notas al pie de la letra. Un abrazo enorme y navideño compañera de teclas. Muac!!

      Me gusta

  2. Por un momento pensé que el coche era alquilado y a medida que leía me estaban entrando todos los sudores del mundo imaginando la devolución del vehículo en ese lamentable estado…
    Cierto que no tuvisteis que lamentar ninguna desgracia pero la situación de graciosa tiene bien poco, al menos a mí se me habrían llevado los demonios acordándome al mismo tiempo de los antepasados del individuo en cuestión.
    Un beso guapa 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Uich si llega a ser coche de alquiler … hubiera sido aún más desastre el asunto 😮 A mi me dio tiempo a cabrearme, a maldecir sapos y culebras…a blasfemar y a jurar en arameo… pero a estas alturas de la vida, creo que soy rápida relativizando 😉 siempre intento recordar que casi todo es dual… y nunca pierdo de vista que casi siempre hay un peor…Digamos que me lo tomo con literal filosofía 😉 😀 jajaja
      Mil gracias linda por estar cerquita 😀 Un abrazo enorme y navideño!!
      PD: heyyy 😀 que me acabo de dar cuenta de tu muñeco amarillo 😀 ¡¡ quedan inaugurados los “moñecos” !!! 😀 biennn!!!

      Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí Mimaletayyo, personalmente soy muy fan de la corriente relativista 😀 es mejor tomárselo con literal filosofía 😉 . Fue una faena, pero en el fondo fue preferible sacar toallas y camisetas para limpiar todo aquel “guarrindonguerío” /porquería… que haber tenido que sacar los papeles del seguro en alguno de los muchos accidentes con los que nos cruzamos… :/ Como todo depende del cristal con que se mire…si lo miramos con un cristal positivo 😉 …se puede decir que tuvimos hasta mucha suerte.
      Muchísimas gracias por pasarte por aquí, por tu tiempo de lectura y por comentar 😀 vuestras letras me alegran el día 😀 Gracias de corazón y Felices Fiestas!! Un abrazo!

      Me gusta

  3. A ver si fue el resultado de una justicia divina o de una conjura entre los moradores del portal de Belén, los pastocillos, el buey y la mula, los Reyes Magos y hasta de un Papá Noël venido de otros lares que, indignados por vuestra fuga, en días tan señalados, a la tierra de los infieles, hicieron que sufrierais ese percance, jajaja
    Al margen de ese contratiempo, supongo (pues nunca lo he hecho) que cambiar de aires, huyendo del mundanal ruido de las navidades comerciales, tuvo su compensación. Y ya se sabe: a mal tiempo, buena cara, jeje
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. jajajaja quien sabe compañero de teclas 😉 pues a lo mejor fue un castigo divino por estar aquel año poseídos por el espíritu del Grinch 😀 jajaja Pero aún así estuvo muy bien asomarse a la cercana, exótica y desconocida orilla 😀 Muchas gracias por estar cerquita. Un abrazo y Feliz salida y entrada de año por si no nos ciber cruzamos 😉 .

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .