Nuestra aventura viajera con el coronavirus

En marzo de 2020 nos fuimos a bichear a nuestro querido Kruger N.P (Sudáfrica). Este año cumpliría allí mis 46 castañas, rodeada de leones, elefantes, gatos de lunares,… era nuestra séptima visita al Parque, allí ya nos sentimos como en casa, y allí nos pilló todo este caos mundial causado por el coronavirus.

Nos fuimos cuando a España aún no había llegado el lobo pero se le veían las puntas de las orejas. Cuando nuestro gobierno decía que no había problemas, cuando nos animaban a manifestarnos el 8M,… cuando se celebraban conciertos, partidos de fútbol y carnavales… cuando todo estaba bajo ese barniz sintético de ‘normalidad-anormal’ a la que estábamos tan acostumbrados.

Leona Kruger

En Italia comenzaban a ver las orejas al lobo, y la cola, y los cojoncillos, …y los molares y colmillos,… y nosotros llegamos a dudar si podríamos viajar o no, si deberíamos viajar o no. Ante las dudas, consultamos webs de gobiernos y ministerios, consulados, compañías aéreas. Todo estaba bien, …y volamos.

Buitre Satara

Por una mezcla de ‘principio de precaución’ y del clásico viajero del ‘porsiacaso’,… decidimos llevar 4 mascarillas, un par para la ida y otro para la vuelta. Por si pedían su uso obligatorio en algunos de los aeropuertos, o por si de repente llevar pasaporte español nos convertía en apestados,… o por si la situación cambiaba… y sí que la situación cambió.

Airlink Sudafrica

Fue en noviembre de 2019 cuando compramos los billetes en la web de Air France, viajaríamos del 9 al 22 de marzo, llegaríamos a casa el 23. Usamos una combinación de vuelos que ya conocemos de otras ocasiones; Málaga-París-Johannesburgo. Desde Johannesburgo, porque queremos y el tiempo suele escasear, solemos volar al corazón del Parque para comenzar a bichear cuanto antes.

Tras un vuelo sin incidencias, aterrizamos en Johannesburgo. De nuestros viajes anteriores al país, sabíamos que un scanner de termografía infrarroja mide la temperatura a los pasajeros justo antes del control de pasaportes… Pero esta vez fue algo diferente.

Antes de bajar del Airbus A380, subieron a bordo 4 personas equipadas con EPIS para tomarnos la temperatura a todos los pasajeros. El enorme avión de dos plantas iba prácticamente lleno, …no me preguntes que hubiera pasado si alguien hubiera tenido fiebre,… ni idea.

Desembarcamos sin problemas, y antes del control de pasaportes, nos volvieron a tomar la temperatura. Este año sin scanner, era un humano armado con un termómetro quien disparaba su láser entre nuestras cejas.  

Ni en el aeropuerto de Málaga, ni en el de París, nos midieron la temperatura, y en ese viaje de ida solo vi a 4 personas que llevaban mascarillas, nosotros no las usamos.

Leones Coronavirus

Con un último vuelo, breve y tranquilo, llegamos al corazón del Parque, al práctico aeropuerto de Skukuza. Allí recogimos nuestro coche de alquiler, hicimos el check in del Parque y nos pusimos a bichear.

Monkey mobile

Somos de los viajeros que siempre desconectamos del teléfono móvil. Lo llevamos solo para logística y emergencias. Pero este viaje sería diferente, quería estar muy conectada. Operaban a una amiga, y yo quería estar cerca de ella en la distancia.

Por motivos personales y mundiales,… ha sido una visita a Kruger muy distinta… Hasta el recibimiento animal fue algo raruno… no es habitual encontrarse a un hipo en el arcén de la carretera asfaltada, en plena hora de solipandi,…  él fue quien nos dio la bienvenida.

hipopotamo Skukuza

Creo que nuestro viaje podría dividirse en cuatro etapas, las llamaré;

Fase inopia

Fase tsunami  

Operación ‘retonno’

La llegada

Leones Kruger

1.- La dulce fase inopia

… comienza desde el minuto uno, bicheando felices de sol a sol,… adaptándonos a la treintena de grados,… en nuestro hábitat, encantados como siempre.

Disfrutando de todo en general, del paisaje, los familiares sonidos,… de los molones elefantes, …aves,…reptil

Sabana Satara

Y disfrutando del mundo gatuno en particular… Nuestra visita anterior fue muy leopardil, la anterior mágica-guepardil,… y esta última ha sido super leonina,… Todas las visitas a Kruger son diferentes y únicas.

Leones Skukuza

En esta ocasión hemos visto 70 leones, son mogollón. Eran grandes ‘pride’, grandes manadas, formadas por 10-15 ‘gatos’. Siempre hemos visto leones en Kruger… pero no tantísimos y de todas las edades…

Leones Lower Sabie

Nos hemos llevado una sorpresa con este recién nacido…, por ahora, es el más pequeño que hemos avistado…

Lion cub

…Hemos visto cachorros jugando, aprendiendo a cazar, emitiendo tiernas llamadas…

Leones jugando

…Leones Loreal con melenas al viento, con años y poderío, con barrigas llenas o vacías,…

Leon macho adulto

…Leonas experimentadas, con heridas de guerras,… conocedoras del Parque…

Leona herida

Hemos tenido la suerte de que el escurridizo guepardo cruzara frente a nuestro coche, observarlo un rato …y verlo desparecer entre el bush…

guepardo Satara

…Otro guepardo, algunos leopardos,… algunas bichosorpresas, …mucho pajareo,…Un bicheo molón que nos llena de vida y que, como siempre, nos deja con ganas de más…

Leopardo Lower Sabie

La fase inopia nos duró una semana, y sinceramente, esos días me preocupaba mucho más saber sobre mi amiga, que del confuso tema coronavirus… que como una ola, crecía por momentos…

nenúfares

2.– Nuestra fase tsunami

… comenzó justo el 18 de marzo, el día de mi cumpleaños. Ese mismo día operaban a mi amiga, ese mismo día los coronamensajes desde España se tornaban del negro más oscuro,… y ese mismo día, habíamos quedado con una pareja sudafricana que conocimos en nuestra primera visita al Parque.

Nos encontramos con ellos, y tras los saludos y la alegría del re-encuentro,…nos dieron malas noticias:

Sudáfrica comenzaba a tomar medidas de cuarentena, se empezaba a restringir la circulación por el país, a prohibir la llegada de vuelos procedentes de ‘destinos infectados’… Al parecer, se habían registrado algunos casos importados en el Sur del país, en las grandes ciudades se comenzaba a acudir en masa a los supermercados,… Tocaba estar muy pendientes de las noticias, de los cambios…

Coronavirus Kruger
La única turista con mascarilla que vimos en Kruger

Y pese a que Kruger es una especie de burbuja… aquella tarde vimos la primera y única turista con mascarilla.

No imagines pánico ni paranoia, solo prevención. Tan solo el personal de tiendas y recepciones comenzaron a usar la profilaxis básica de geles, guantes y mascarillas,… A los turistas, a la entrada de los supermercados, nos daban cestos recién limpiados y nos echaban gel en las manos, también en el restaurante… al entregar/recoger llaves… Y todo desde la tranquilidad, amabilidad, sin pánico.

Un 10 para Sanparks, la empresa estatal que gestiona los Parques Sudafricanos, y otro 10 para la velocidad del gobierno,… que reaccionó más rápido que España, o que Francia,… Inglaterra,…USA…

Impalas Kruger

Al móvil continuaban llegando cientos de mensajes,… los contagios en España se disparaban de forma exponencial… Mucha incertidumbre, mucha información, …desinformación,… rápidas memes, bulos,… ibuprofeno sí, ibuprofeno no… familia y amigos preocupados.

hipopotamo Lake Panic

Confieso que en los primeros instantes de la locura, llegamos incluso a pensar en quedarnos allí, en la tranquila Kruger-burbuja… pero ¿cuánto tiempo? ¿15 días? ¿40 días?  ¿meses?… ¿cerrarían además de las fronteras terrestres todo el espacio aéreo?… ¿cerrarían el Parque?… ¿?…¿? Muchas preguntas, pocas respuestas y ninguna certeza.

De momento el Parque Nacional no pensaban cerrarlo, ni alojamientos, ni supermercados, ni nada,… Pero España estaba patas arriba, todo era incierto y locura, cundía el miedo, se rozaba el pánico… y todo cambiaba al momento.

Nos olvidamos de infundios, usamos el sentido común y conseguimos adelantar el vuelo de Air France a coste cero. Saldríamos el 21, llegaríamos a casa el 22, un día antes de lo previsto.

Leones luchando

Cuando llamábamos al consulado nos insistían en estar pendientes del estado de los vuelos. A unas malas, si nos quedábamos tirados en nuestra escala en París, y se cerraban las fronteras terrestres, nos aseguraban que NO dejarían fuera de esas fronteras terrestres a ningún español.

Recuerdo que parte de la tarde de mi cumpleaños la dedicamos a gestiones, y con el ánimo algo raruno salimos a bichear al atardecer. Fueron apenas tres cuartos de hora… pero Kruger me hizo un bonito regalo sorpresa,… cumplió una vieja fantasía bichera.   

Leopardo con impala

Soñaba con ver algún día un leopardo con una presa subido a un árbol, ya lo habíamos visto cazar y comer un facócero… pero verlo con el impala en un árbol era una especie de bichofantasía personal, … y allí estaba mi regalo de cumpleaños …

La presa le duró unos tres días y pudimos disfrutar de él en distintos momentos,… escuchar desgarros, ver acercarse algunas hienas matutinas… la llegada de los buitres…

Ojos de Leopardo

Durante esos días coincidimos con algunos españoles. Conocimos a una joven pareja que terminaban su viaje y solo pasarían dos noches en el Parque. Ellos tenían su película personal, sus cambios de vuelos, una amiga en la capital que les informaba,… Apenas coincidimos un rato, pero intercambiamos teléfonos, y nos mantuvimos en contacto.

También conocimos a una pareja de veterinarios valencianos muy majos. Con ellos coincidimos varias veces, compartimos Krugeradicción, charlas bicheras y dudas sobre la situación,… Nos moló mucho conocerlos.

Todos teníamos distintas compañías, rutas, horarios… pero a unas malas-malísimas… éramos seis y podríamos apoyarnos. Por suerte, todos llegamos bien.

camaleon kruger

Exprimimos los últimos días en el Parque, bicheábamos y cada vez que teníamos cobertura mirábamos los mensajes y el mail para ver el estado del vuelo que seguía ok………… Hasta que dejó de estar ok y comenzó…

La fase 3, la ‘operación retonno’.

El día 20 estuvimos muy pendientes para facturar on line en cuanto se pudiera, hicimos check in sin problemas,… pero el mismo día del vuelo, el 21, nos cancelaron el trayecto París – Málaga.

Con prisas, sobre la marcha, cogimos el vuelo que había, un París- Madrid, a coste 0, pero con una inoportuna escala de 24h en París… y una escala de horas en Madrid que no molaba nada. Pero al menos teníamos billetes.

Calao Kruger

Del Parque salimos sin problemas, cambiar el vuelo interno fueron apenas 20€, el avión desde Johannesburgo a París salió a su hora, …todo ok. En el aeropuerto sudafricano aún había normalidad, tiendas abiertas, pocos guantes y mascarillas,… papeleras específicas para desecharlos,… cero distancia social, …En el avión solo la tripulación de cabina iba protegida

Paisaje Skukuza

Fue un vuelo nocturno tranquilo, y al amanecer llegamos al aeropuerto de París. A esas horas aún desierto, con carteles que recomendaban mantener un brazo de distancia con los demás, …con todo cerrado, maniquíes plastificados, cafeterías con mesas y sillas apiladas…

En el control de seguridad me hicieron el test de explosivos en las manos, sin mantener el personal ninguna separación, ni mascarilla, ni guantes… los turistas en muchos tramos no podíamos mantener la distancia social,… Nadie parecía pensar en contagios, nosotros tampoco, no usamos las mascarillas, solo pensábamos en la logística, en llegar cuanto antes a casa, o al menos a territorio nacional.

Nuestra prioridad era intentar cambiar el vuelo con esas inoportunas escalas, y tras echar un rápido vistazo a los monitores,… encontramos uno que nos venía bien. Salía en un par de horas a Madrid, ya nos buscaríamos allí la vida para llegar a Málaga… en avión, en AVE,… en coche de alquiler… o en bus…

Tuvimos suerte, buscamos un mostrador de Air France y una Ángel de la Guarda nos hizo el cambio a coste cero. Un 10 para la compañía que en todo momento lo puso fácil. Nos sentíamos muy suertudos por habernos quitado esas 24h en París. No llevar equipaje facturado nos ayudó a optimizar tiempos y agilizar las carreras.

Tortuga Leopardo

Nuestro vuelo salió puntual y muy vacío. Aterrizamos en la olvidada Terminal 1 de la capital, siempre tan remota y solitaria,… aquel día parecía aún más abandonada que nunca.

Pasamos a la Terminal 4, con todo cerrado, acordonado, … apenas pasajeros, vuelos cancelados,… personal de AENA desinformado, viajeros enrollados en bufandas a modo de mascarillas… Todo raroraroraro… aquí tuvimos la primera sensación de mundo apocalíptico. Hicimos el intento de buscar el vuelo a Málaga,… pero pronto desistimos y compramos los billetes para el AVE.

Los compramos para las 14h. por si no nos daba tiempo de llegar al de las 13h, pero con tanta carrerita, llegamos a las 12:57. En la ventanilla nos dicen que 5 minutos antes de la salida ya no pueden acceder al ordenador,… y que nos tocaba esperar a nuestro tren de las 14h. ¿Cóoooommmmooooo?… Menos mal que en el mostrador de acceso un empleado con sentido común nos dejó subir al tren de los fantasmas, también iba casi vacío, apenas media docena de pasajeros.

Ave martillo

La estación del AVE en Málaga nos recibió con vehículos de la UME aparcados en la puerta, calles vacías como en una peli de ciencia ficción, silencio surreal …

Recogimos nuestro coche sin problemas, nos comentaron cómo debíamos ir sentados,… nos avisaron de que nos podrían parar en algún control policial y de que no pasaría nada por tener los billetes.

Condujimos unos 120km por una solitaria Costa del Sol, donde vimos palomas torcaces comer en la autovía, un par de vehículos de la Guardia Civil que no nos pararon, … y sin incidencias llegamos a casa…por fin.

Fue un retorno pelín rocambolesco, algo incierto, largo y escalonado,… pero tuvimos mucha suerte, todo cuadró, fluyó.

Y aquí estamos de nuevo, no sé si sanos y salvos,… eso del ‘sano y salvo’ es tan relativo. Ha pasado más de un mes de nuestra llegada, y estamos bien de salud, encerrados en nuestra cuevita, en cuarentena como todos.

Ink girl montaña rusa

4.- La última fase, la llegada…

¿Te imaginas que te vas de viaje y a la vuelta aterrizas en Plutón? ¿o que encuentras tu país guerra? ha sido como llegar a otro planeta. He estado en shock = ‘chocá’ unos días; he tenido una digestión a marchas forzadas, mucha pena, una especie de duelo exprés, …ha sido como un aterrizaje forzoso,… y ahora me siento como en una montaña rusa de emociones…arriba, abajo,…

Me encantaría creer que este virus será para todos muy didáctico, a micro y a macro escala,… pero mientras el dinero siga moviendo el mundo,… y sigamos sin aprender de nuestros errores,… mal asunto…

No confío en la memoria, la Historia y la Biología me recuerdan que los humanos somos unos primates complejos, especialistas en romper equilibrios… y en tropezar 1, 2, 3, 4, 5… veces con la misma piedra. Decía Milan Kundera, en su libro “La lentitud” que ‘la velocidad es directamente proporcional al olvido’… y mucho me temo que en esta Era frenética, instantánea,… olvidamos a golpe de clic, de pestañeo.

Tener paciencia no es esperar a que pase el tiempo, es nuestra actitud mientras esperamos.

Mis Musas tardaron varios días en llegar, por fin están conmigo, pero aún las siento dispersas, no me concentro,… voy lenta y a trompicones. Escribir este post me ha costado mogollón,… pero sé que es una cuestión de tiempo y de paciencia.

Por suerte paciencia tengo mucha, es una herramienta muy práctica, no solo para avistar fauna… 😉 es una herramienta fundamental para la vida, muy útil y versátil. Es como la cinta americana que sirve para todo 😉  y en estos tiempos rarunos viene muy bien.

Una semana después de nuestra llegada el Parque cerró sus puertas… pero algún día volverá a abrir y regresaremos a nuestro querido Kruger… Decía mi querida Amelie Poulain que ‘son malos tiempos para los soñadores’… pero no por ello debemos dejar de soñar.


16 respuestas a “Nuestra aventura viajera con el coronavirus

  1. ¡Vaya aventura! Por suerte todo os salió bien. En noviembre pasado hicimos nuestro segundo viaje al Kruger (siguiendo vuestra estela) y disfrutamos mucho. Estuvimos a punto de aplazarlo para ir en primavera y por suerte no lo hicimos. Nos dejamos llevar por el aquí y el ahora y acertamos. Ahora estamos confinados con nuestros bonitos recuerdos. Gracias por compartir vuestras experiencias.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Octavia 🙂 Sí que ha sido un poco aventurita, un viaje inolvidable pero con suerte con final feliz 🙂
      😀 Me alegra que todo cuadrara y pudieras disfrutar de esa segunda visita 🙂 espero que te dejara con ganas de más… dicen que no hay dos sin tres 😉 Nosotros estamos deseando volver, la Krugeradicción es terrible 😉
      Ahora toca, como bien dices, disfrutar de esos recuerdos bicheros 🙂 …y soñar.
      Gracias a ti por tu compañía 🙂 Un abrazo.

      Me gusta

  2. Me alegro mucho que pudieras llegar bien a casa, sanos y salvos y sin mucho contratiempo. Gracias a ti nosotros somos ya un poco Krugeradictos, hemos ido ya 2 veces desde que te leemos… Este domingo tendría que estar saliendo nuestro vuelo a Kenia….y todo se ha torcido. Pero creo que tengo decidido que si en septiembre todo está ok intentaremos volver a Kruger. Gracias por tus palabras, por tus fotos y por hacernos soñar con el paraíso sudafricano. Besitos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Larahc!! 🙂 que ilusión leerte por aquí 🙂 Ha estado divertida la vuelta y la llegada… 🙂 pero por suerte la aventurita ha tenido un final feliz 🙂
      Que lástima ese vuelo a Kenia 😦 …todo se ha torcido y retorcido 😦 pero ese plan B es fantástico 😀 Que conste en actas que ya eres Krugeradicta o Krugerholic 🙂 lo que prefieras 🙂 … y mmm no sé si alegrarme de haberte enganchado 😀 supongo que sí 🙂 … porque eso significa que se me transparenta mi mucha bicho pasión 😀 😉

      Mil gracias a ti por pasar por aquí , por tu compañía, por sumar 🙂 y quedarte cerquita. Un wild abrazo enorme y besitos viajeros!!

      Me gusta

  3. Holaaaaaaaaa, qué angustia según te leía, madre mía, parecía yo el que estaba allí…me alegro que llegaseis bien, qué pedazo de post, me ha encantado, y es que la naturaleza y los animales también me fascinan, más incluso que los lugares y países. Encantado de leerte una vez más, y un abrazo muy grande desde Bilbao, o como decimos tu y yo del norte al sur. 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Holaaaaaa Igor! 🙂 fue un poco aventurita 🙂 pero con suerte con final feliz 🙂 no podemos quejarnos. Me alegra mucho que te haya gustado el post 🙂 repleto de incertidumbres viajeras, virus… pero también de mucha vida 😀 Un safari seguro que te encantaría 😉
      🙂 Un abrazo grande en modo viceversa 🙂 de sur a norte 😀 cuídate mucho.

      Me gusta

  4. 4 fases para una odisea. Has descrito muy bien el paso de la normalidad al tornado, aunque me imagino el miedo que pasarían y el choque al llegar.

    Dales tiempo a tus musas, a tus infundios, a tus acuarelas… Aquí las seguiremos esperando.

    Un besote fuerte y ánimo, Cris 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola linda Salo 🙂 pues sí … ha tenido un poco de odisea en el espacio 🙂 …y un poco de ‘La Terminal’ sumado a cualquier peli de epidemias, zombies o apocalipsis… ha sido un regreso un poco ‘peliculitas’, con un shock enorme… pero por suerte con un happy end 🙂 No podemos quejarnos. Durante el viaje más que miedo eran incertidumbres de tamaños XL plus maxi mega 😀 jajaja y a la llegada más que miedo era sensación de irrealidad total… Pero sí 😦 asusta cuando la realidad supera a la ficción.

      Muchas gracias por estar siempre cerquita y por tus ánimos 🙂 ya voy aplanando mi curva de emociones 🙂 jajaja ahora solo falta que las Musas se vayan recolocando poco a poco 🙂 y descifrar el plan propuesto para la desescalada jajajaa 🙂
      Seguiré en modo Ommmmmmm 😀 paciencia 😀 Ommmmmmm

      Un abrazo enorme y besitos!

      Me gusta

  5. Vaya aventura amiga. Ni te imaginabas la que te esperaba cuando reservaste el vuelo. Pero bueno lo importante es que todo al final salió bien, pudisteis hacer prácticamente todo el viaje, tuviste tu regalo bichuno y ahora ya en casa seguros podemos compartir tu nuevo relato.
    Enhorabuena por las fotografías como siempre un fuerte abrazo y muchos besos
    Jose.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola Jose! que alegría leerte 🙂 espero que todo bien. Uy sí!! imposible imaginar que esto podía ocurrir… aquí tenemos un claro ejemplo de que la realidad supera a la ficción. Por suerte fue una aventurita que salió bien y sospecho que el tiempo convertirá en anécdota.
      Me alegra que te hayan molado las fotitos 🙂 espero haberte removido recuerdos bichoviajeros 😉 Muchas gracias por acompañarme. Besitos y abrazos a repartir.

      Me gusta

  6. Esta fue una aventura dentro de otra aventura. Yo, en vuestro lugar, me habria puesto de los nervios y no habría podido disfrutado para nada del viaje, je,je. Pero vuestra pericia y proactividad, por un lado, y un poquitín de suerte, por otro, pudisteis hacerlo todo: disfrutar de la visita al parque y volver sin demasiados problemas (solo los justos y necesarios, je,je). Y lo más importante: sanos y salvos. En estas situaciones un tanto caóticas es cuando más se agradece y se valora la eficiencia de las compañías (de aviación, de tren, agencias, etc, etc,) y de la gente que puede echarte una mano.
    Me alegro mucho que salierais airosos de todos esos contratiempos.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. 🙂 Creo que estar en el destino que estábamos hizo mucho, nos sentíamos muy cómodos y seguros, casi como en una segunda casa, y eso sumado a la suerte, a las tablas viajeras, a llevar vuelos con una ‘buena compañía’,…contribuyeron a que mantuviéramos esa calma. Por suerte pudimos disfrutar y llegar sanos y salvos 🙂 no podemos quejarnos.
      Sí que se agradece mucho la ayuda en el caos, la mayoría eran personas dispuestas a echar una mano, tranquilizar y facilitar el regreso a casa.
      A mi me alegra leerte 🙂 mil gracias por estar siempre cerquita mi querido Josep. Un abrazo, cuidarse mucho.

      Me gusta

  7. Menuda aventuritaaaa… aún recuerdo el día de saqueo al supermercado y la falta de papel higiénico durante semanas. Sin embargo, hoy he salido a hacer la compra semanal y parecía que aquí no había pasao ná. No puedo salir a la calle últimamente. Me pongo a jurar en arameo yo sola como una puñetera pirada. Pero esa es otra historia…

    Me han encantado las imágenes del leopardo del árbol, así tan bien camufladito entre las hojas verdes… Y todas las fotos bichunas en general.,, son espectaculares.

    Vuestro periplo me ha recordado un poco cuando viajamos a Berlín una semana después del 11/9. En el control español olía a porro y solo estábamos nosotros y la guardia civil… Spain is different… y lo seguirá siendo por los siglos de los siglos me temo… No me extraña que os diera la impresión de regresar a Plutón. Eso nos ha parecido a todos durante estas semanas. Aunque he de confesar que casi prefería las calles desiertas y silenciosas a lo que ha habido desde que se levantó la veda. 😉 Besotes plutonianos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Un poco de aventurita sí que fue maifrén, pero me temo que aquí fue más aventura… aquí había más caos, miedo, contagios,… nosotros teníamos el efecto burbuja que amortiguó la paranoia y tuvimos suerte con los tiempos.
      Y también teníamos allí mogollón de papel higiénico jejeje … pero esa es otra historia jajaja 😀 el tema del papel daría para un post o una oda o una tesis 😀 jajaja. Esa paranoia no la entendí y sigo sin entenderla 🙂 … a la única conclusión que llego es algo metafórica 😀 “cuando la sociedad consumista del siglo XXI se caga de miedo… compra papel higiénico” … ¿se acaba el mundo qué compras? papel higiénico, ¿qué te llevarías a una isla desierta? papel higiénico, ¿un deseo a una estrella fugaz?… papel higiénico 😀 … en fin… menos mal que el virus no es gastrointestinal 🙂

      Yo apenas salgo…precisamente para evitar jurar en arameo 😀 jajaja las dos hablamos arameo 😉 También el levantamiento de veda y los bares-terrazas-deporte… daría para otra tesis… 😦
      😀 ese olor a porro aeroportuario me ha hecho gracia… sí, Spain is very different my friend 😉

      Me alegra que te hayan gustado esos ojos verdes entre las hojas 🙂 de vez en cuando, me tele transporto a ese momento exacto 🙂 a esa mirada…
      Gracias por estar cerquita linda MJ, te mando un abrazo enorme y un bidón de energía para esta ‘nueva realidad’ … mojónida y plutónica…

      Me gusta

      1. No sabes lo que me ha hecho reír tu disertación sobre el papel higiénico 😀 😀 😀 Tienes toda la razón. Será la cagalera repentina que le entró a la peña. Por lo visto es una reacción psicológica bastante explicable… aunque yo no le vea sentido pero en fin… con la lejía pasó otro tanto. No veas cuando a la cuarta semana conseguí mi botella… bailaba por el pasillo del súper. 😀 Un besote postapocalíptico maifrén.

        Le gusta a 1 persona

      2. 😀 Me encanta escuchar tu risa 😀 En momentos puntuales, de stress, supervivencia, peligro,… nuestro cuerpo y mente se comportan de forma diferente y hacemos estas cosas ‘rarunas’ 🙂 el comportamiento ‘anormal’ lo entiendo. Debe ser una reacción psicológica explicable… supongo que tendrá algo de ‘contagio’, ‘efecto bola de nieve’ y del famoso y muy humano ‘monkey see, monkey do’,… incluso podría tener algo de ‘efecto placebo’ aportando sensación de control, seguridad, euforia… como te produjo esa botella de lejía… 🙂
        Pero al producto lejía le veo lógica biológica 🙂 … pero al producto papel higiénico no se la veo 🙂 no le veo ni pies ni cabeza… solo culo 😀 jajaja
        Un abrazo grande mi linda maifrén 🙂 desde esta nueva normalidad mojónida 😀 (y paradójicamente… más higiénica que nunca 😀 jajaja).

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .