Pum pum pum chimpúm

A veces en los viajes hacemos “cosas rarunas” que no solemos hacer en nuestra vida cotidiana, como por ejemplo un vuelo escénico en globo, un rafting, deslizarte por tirolinas entre los árboles, habrá quien se atreva con el puenting, quien prefiera alquilar un kayak,…o quien elija un restaurante con un firmamento de estrellas Michelín. Algunas actividades tienes muy claro que quieres hacerlas incluso antes de viajar, a veces es imprescindible reservar… en cambio, otras veces surgen sobre la marcha y se improvisan en el destino.

Hace poco os contaba la mucha energía que da y desprende un sable, una espada, una lanza, un palo… y de lo mucho que disfruto con esas armas en mis clases de Tai ji . Ya os comentaba que no tengo ningún espíritu bélico, y escribiendo aquel artículo recordé que tampoco tengo puntería:

Fue en un viaje por USA cuando lo descubrí. Estábamos a las afueras del Parque Nacional de Yellowstone , cuando paseando nos cruzamos con una galería de tiro y sin pensarlo mucho, nos cuadró hacer la turistada. El maridín quiso probar la experiencia de usar un arma de fuego, y haciendo el muy guiri entramos en el Big gun fun.

Recuerdo que detrás del mostrador, y del chinogringo que nos atendía, había una amplia exposición de desconocidas armas cortas, largas, pistolas, fusiles, metralletas… Detrás de nosotros, pósteres con siluetas, o con zombies dibujados, o con alienígenas, clásicas dianas de colores… alrededor algunos pósteres de películas de acción… y otros turistas como nosotros.

Teníamos que elegir un arma. El maridín eligió un fúsil de asalto. A mi me moló una pistola a lo Bonny & Clyde perfecta para atracar bancos. Pero al parecer esa era complicada para los que no teníamos ni puñetera idea. Luego me moló otra a lo Lucky Luke, un revólver del viejo oeste…, pero también era compleja para novatos… Al final, dejándome aconsejar por el gringochino acabé con una vieja pistola del FBI, de poli americano peliculero ochentero.

Toda seguridad era poca, después de unas instrucciones, colocarte gafas y protectores auditivos …pasas a la galería de tiro. Yo pensaba que el joven chino se marcharía, pero se quedó allí, a ratos conmigo a ratos con el maridín. Ratos que por cierto pasaron en un suspiro porque para mi aquello fue un pum pum pum y chim púm, una cosa muy rápida… Estaba incómoda con la sensación de tener un arma de fuego en las manos, con mi propia novatez, con el gringochino en modo ladilla On,… y quizás por todo ello creo que vacié el cargador muy pronto…

Recuerdo que el instructor me corregía la mano y ni por esas 😀 le di al suelo, al techo, a las guías metálicas, a las paredes y un par de veces al papel blanco que rodeaba la verde silueta 😀 ¡¡Un desastre!!. Aquello ya no era una cuestión de incomodidad ni de puntería, era una cuestión de ¡¡miopía!! 😀 yo no tenía gafas por aquel entonces y allí confirmé que las necesitaba.

El maridín con aquel fúsil nos dejó al gringochino y a mi patidifusos,… vació su cargador 😮 y me quedé “estupefactada” con su super puntería 😮 Para ser la primera vez que disparaba con aquel arma-toste…no estuvo nada mal…hizo dianas en todas 😮 . Y para muestra la foto que acompaña este post 😀

diana

Personalmente no me moló la experiencia, pero tampoco diría que fue espantosa. No me sentí ni cómoda ni poderosa, más bien me sentí ridícula yo misma conmigo misma ☺ .

Pero bueno, haciendo la guiri, confirmé un par de cosas que ya intuía; no me molan las armas de fuego y necesitaba con urgencia las gafas que ahora llevo ☺ . También aprendí que si algún día nos atacan los zombies, o nos invaden los marcianos… será mejor que el maridín se encargue de las armas de fuego. Yo como mucho podría freírlos a palos, a paraguazos… o correr 😀


17 respuestas a “Pum pum pum chimpúm

    1. 😀 jajaja Yo creo que deben ser las horas de Play 😀 jajaja 😉 se ve que le han cundido una barbaridad.
      Mmmm no había pensado en sacarle partido en las ferias 😀 jajaja tiene más sentido que esperar a los zombies 😀 jajaja Muchas gracias por estar cerquita Jm 🙂 Te mando un abrazo desde Mordor 😮 😀

      Le gusta a 1 persona

    1. ¡Anda que casualidad! 😀 dejando un comentario en tu precioso pum pum pum fallero traquero andaba yo 😀 jajaja Muchas gracias por tu bonito feedback 🙂 tan bonito que me estimula 😉 y te lo agradezco de corazón 🙂 gracias Note linda. Te mando dos abrazos enormes y calentitos calentitos.

      Le gusta a 1 persona

  1. Jajaja. Me has hecho reír con cada una de tus ocurrencias. Yo no soy amante, para nada, de las armas de fuego, pero en la mili descubrí que tenía bastante buena puntería con el fusil ametrallador, CETME para los amigos, jeje.
    Y es muy cierto eso de que en los viajes se suele hacer cosas que no haces en la vida “real”. También es cierto que en la vida rutinaria no se presentan ocasiones como la que describes, jajaja.
    Yo que tú, andaría con cuidado con tu maridín, no sea que un día se enfade contigo y saque de debajo de la cama una super arma secreta que compró si que te dieras cuenta.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. 😀 Pues cuanto me alegra esa risa compañero Josep 😀 , que os pareciera simpática la turistada 😀 era el fin. “El Cetme” llevo toda la vida escuchándoselo a mis hermanos/cuñados/… y me doy cuenta que es la primera vez que lo veo escrito 😀 Has despertado mi curiosidad y he mirado lo que significaba el acrónimo 😮 Centro de Estudios Técnicos de Materiales Especiales 😮 O en su versión con sorna : “Cada Esquina Tiene Mierda Escondida” 😀 porque al parecer uno de los modelos se ensuciaba mogollón con la pólvora 😀 jajaja. También pone la wiki que, la tropa, lo llamaban “Chopo” 😀 .
      Y sísísisisi al maridín mejor será mantenerlo apartado de estos arma-tostes 😀 porque estos sí que los carga el diablo 😉 Un abrazo compañero, muchas gracias por tu risa y por estar cerquita.

      Me gusta

    1. 😀 jajaja fue una turistada entretenida, económica y didáctica 😀 perfecta para salir de la rutina, confirmar que necesitaba un oftalmólogo y saber que duermo con un francotirador en potencia 😀 jajaja Un abrazo linda compañera, gracias por estar cerquita.

      Me gusta

  2. Leyendo tu aventurilla armamentística, me has hecho reafirmarme en que ninguna experiencia es mala y, al final, siempre sacas algo en claro (como lo de plantearte hacer una visita al señor oculista ;)). Personalmente, me gustaría probar qué es lo se siente con tanto poder en las manos, aunque lo mismo sería que empezara a prepararme en carné de conducir y sentir el peso del coche en mis manos… No obstante, son dos cosas que todavía veo muy lejos y que también me dan un gran respeto.

    ¡Me has hecho reírme mucho con tus ingeniosas palabras! Aunque también has conseguido que me plantee tenerte en cuenta en una invasión zombie jajaj ¡Es broma! Conociéndote el mundo como tú lo haces, serías indispensable 😉 ¡Un abrazo muy fuerte!

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí amiga 😉 en la vida casi todo es dual 😉 y todo es sumamente didáctico según el cristal con que se mire 😉 . El coche también es un arma poderosa… 😉 Y jejeje haces bien alejándote de mi…será mejor que no me des un arma cuando nos invadan los walking deads esos 😀 jajaja Me alegra oír tu risa 🙂 es un placer su eco y tenerte cerquita, gracias por pasar. Un abrazo linda Mar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .