Viajes y postureo: wellcome a la era del #hashtag#

Aquel día sentada en una ridícula piedra disfrutaba de las panorámicas vistas del Monte Fuji en Japón. A mi izquierda, un solitario treintañero se hacía una sesión infinita de fotografías. Estuvo más de una hora posando delante de su cámara y del móvil. Con cara de interesante,… guiñando …quitándose el jersey, poniéndose la cazadora… Pasó todo el tiempo dándole la espalda al volcán y sonriendo con cara del tipo “dientesdientes que es lo que les jode” .

Recuerdo que me reté a mi misma a no sonreír con sus postureos y a contar el número de fotos. Cuando llevaba diez me aburrí y él siguió y siguió… una hora da para mucho. Hizo cientos, y a mí, como observadora ignorante a la que le faltan datos, reconozco que llegó a parecerme excesivo, exagerado…¿paranoico?
Quizás se estaba haciendo un book o similar… no lo sé. Pero ver tanto postureo a cascoporro y cero atención al volcán… me resultó patéticotriste.

_MG_5516

Hoy hay fotos de aguacates, de vestidos vaporosos… hay postureo en todas partes, y en los viajes mucho mucho. A veces da igual el león, la catedral, el volcán, … la realidad no interesa, lo que de verdad parece importar es un buen selfie para el recuerdo y las Redes Sociales… ¿o es para las Redes Sociales y el recuerdo?

El escaparate de las Redes ha cambiado hasta la forma de viajar, vivimos en la era de las etiquetas, del postureo y de los filtros. Hay incluso personas que se despeñan…y se matan literalmente por tomar una impactante fotografía o vídeo… personas que mueren “por un puñado de likes o de seguidores”. Los investigadores hablan de “selficidios”, y dicen las estadísticas que ya hay más de 259 fallecidos y subiendo. Cada día se hacen más de un millón de autorretratos, y hoy mueren más personas por hacerse un selfie que por ataques de tiburón.

Hace mucho tiempo que sé que “cada uno es cada uno”…así que preferí recolocar mi culo en la ridícula piedra y disfrutar de la inolvidable vista del volcán.

_MG_5674 copia


29 respuestas a “Viajes y postureo: wellcome a la era del #hashtag#

    1. 😀 jajaja 😀 sí que es un volcán precioso y selfiefotogénico… y además no necesita filtros 😉 ni aguacates 😀 jajaja
      Al menos este “uno” no ponía su vida en peligro…porque hay “cada unx” por ahí …al que se le va un poco-mucho la pinza.
      Gracias por pasear conmigo, un abrazote y buen finde!

      Le gusta a 1 persona

  1. Muy bueno el post y necesario. Me entristece ver que vivimos por aparentar, aunque sea de mentira, y me pregunto qué se esconde detrás de ese dientes dientes a toda hora.
    Para reflexionar…

    Gracias y muy buen fin de semana. Un abrazo sincero y sin postureo 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. A ver si pasa por aquí algún psicólogx y nos cuenta que hay detrás de tanta necesidad de aprobación… seguro que ya hay más de un estudio hecho por ahí sobre estos abusos tecnológicos.
      Me alegra que te haya gustado compañera viajera 🙂 un abrazo grande y verdadero 🙂 sin posturita ni postureo 🙂 Buen finde!!

      Me gusta

  2. La superficialidad siempre ha existido, pero hoy en día parece que los medios la hacen más patente, pues, como bien dices, se divulgan imágenes que lo único qie pretenden es hacerse virales, acumular muchos “likes” y a otra cosa mariposa. Ojos que miran pero que no ven, Una lástima viajar hasta tan lejos y estar en lugares tan sorpredentes e idílicos y desaprovechar la oportunidad de disfrutar en cuerpo y alma de ellos, prefiriendo unos malditos selfies para impresionar a amigos y conocidos.
    Desde luego hay gente para todo, pero esa gente está, para mí, de sobra.
    ¡Qué fotografía tan maravillosa del Fuji!
    Un beso.
    P.D.- El chico de la fotografía de arriba ¿es el de los selfies que comentas? Pura y malsana curiosidad, jajaja.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí compañero, siempre ha existido la superficialidad, pero hoy parece existir una pandemia de ego, de likes,… de esos ojos que miran pero no ven…y de los dichosos aguacates y de la quinoa 😀 jajaja.
      Hoy día parece que muchas personas viajan simplemente a la captura del selfie,…es una especie de “llegar, topar, dientesdientes, foto… y corre corre que te pillo”… Supongo que no solo viajan así, viven así… más pendientes de su vida virtual que de su vida real.
      Quizás es un efecto colateral de esta era tecnológica y de la globalización … que facilita el contagio y hace que sea aún más fácil “agilipoyarnos” en masas.

      El chico de la foto es efectivamente el protagonista del post 🙂 el que con tanto postureo compulsivo y falsa sonrisa, me hizo recordar que el mundo sigue estando loco loco loco 😉
      Muchas gracias por pasear conmigo mi querido Josep, un abrazote grande.

      Me gusta

  3. Que razón tienes 🙂 yo con lo que alucino por ejemplo en instagram es ver fotos de chicas con vestidos espectaculares en lugares polvorientos en los que yo he ido con una camiseta y pantalones guarros porque hacía un calor del copón y las ves como si fuera a una fiesta, alucinante. O bien son modelos y fotógrafos que están haciendo marketing o bien han recortado la silueta y la han pegado en el paisaje porque me parece increíble ir vestido a determinados lugares con ropa más adecuada para una fiesta y encima nunca hay nadie más en la foto. Al final creo que todo se puede conciliar se pueden hacer fotos y disfrutar del paisaje aunque debe ser agotador estar todo el día en redes sociales colgando fotos por un like, menudo rollo:) Feliz finde¡¡

    Le gusta a 2 personas

    1. Instagram es el escaparate number one para el postureo viajero y cotidiano 🙂 Allí abundan muchísimo esos vestidos que yo llamo vaporosos en lugares imposibles como bien dices 🙂 yo también alucino 🙂 sin duda, es el edén del postureo megasintético.
      Creo que la conciliación de la vida ficticia y real puede producir además de agotamiento, una especie de “bipolaridad”…pero como digo en el post… cada uno es cada uno 🙂 el que la lleva la entiende 😉
      Gracias por pasear conmigo compañera viajera, un abrazote grande y sabático. Buen finde!!

      Me gusta

    2. Pienso lo mismo cada vez que las/los veo.
      Siempre digo, yo iría guarreada a tope y ¿cómo puede estar tan estilosa, puesta y como si terminara de salir de la ducha? . Yo saldría sudorosa, asquerosa y con cara de hecha polvo. ¡Por favor, que me lo expliquen!
      Y, claro, además no me conecto a ninguna red porque estoy conectada al viaje y no a lo que los demás piensen sobre mi viaje. ¡Ay, que antigua soy!!!

      Le gusta a 2 personas

      1. Pues lo siento compañera, pero yo no puedo explicártelo jajaja 😀 no tengo respuesta porque me pasa como a ti. Viajo cómoda y soy humana, sudo, me despeino, me ensucio… 😀 jajaja y también soy antigua en esto de las Redes Sociales 😀 jajaja… y además disfruto más detrás de la cámara que delante.
        Creo que hay una epidemia de viajeros muy narcisistas, armados de filtros… que supongo que viajan con un equipaje enoooorme y muy poco adaptado al medio 😀 jajaja.
        Gracias por sumar, un beijo!

        Me gusta

      2. También ahí somos dos, más cómoda detrás que delante de la cámara y harta de viajeros narcisistas que hasta cuando viajan en el ascensor de su casa se hacen un selfie y lo cuelgan en todos los sitios donde se pueden colgar las fotos. ¡ Que cansinos!
        Beijinhos, que aquí son biquiños. 🙂

        Le gusta a 1 persona

      1. Buaghh no veas la que tengo liada, mira si ahora aparece porque yo me estoy volviendo loca, se me desconfiguro todo y no me funciona ni el jetpack ni nada, hasta desaparecio mi icono. He visto que te ha gustado una entrada que iba a publicar el sábado y la tenia en borrador he flipado, esto se me ha vuelto loco¡¡ Menudo caos tengo montado. A ver si lo arreglo, no se mucho como se configura esto y la he liado padre, a ver si soy capaz de arreglarlo todo Un besote

        Le gusta a 1 persona

      2. Ya respondí a tu mail porque no había visto esto. Acababa de llegar a casa y me entró antes el mail.
        Aquí por ahora funciona, pero quise comentar Irán y Tibet y fue imposible.
        La informática cuando se revira, no la soporto. 😣😣
        Espero que lo arregles todo pronto. 😘😘

        Le gusta a 1 persona

  4. Ja ja ja. Yo una vez que estaba tomando un baño termal en mis queridísimas termas Aurienses, tuve a un venteañero hablándole al móvil metido dentro del agua, literal, el móvil también buceaba, no sé ¿media hora? Supongo que sería uno de esos sumergibles que habían salido por aquellas fechas. Resultaba de lo más ridículo ver cómo en apariencia, o no, hablaba una larga parrafada el solito. Y bailaba con él por toda la poza, sobre y debajo del agua. Este por lo menos se dio el baño pero estar delante del Monte Fuji y darle la espalda, me parece gilipollesco. Los que se cuelgan en el vacío por sacar la mejor foto o la más arriesgada con peligro de muerte, esos, ya es que están para encerrarlos. En fin… cada loco a su tema 😉
    Un besote sin postureo 😉 maifrén.

    Le gusta a 2 personas

    1. 😀 jajaja parece que el exceso de nomofilia agilipolla bastante al ser humano.
      Para muchos creo que es una adicción bastante seria, ha llegado a convertirse en un refugio, en una evasión… como lo puede ser el alcohol o el juego… Y es una adicción que además comienza demasiado pronto/temprano…
      Sospecho que esta revolución tecnológica tendrá, o ya tiene, unos curiosos efectos colaterales… o peajes…
      Gracias por sumar compañera de teclas, un placer tenerte cerquita. Un abrazo grande y dominical sin posturita 😉

      Le gusta a 1 persona

  5. Coincido totalmente contigo, y es que creo que nosotros tampoco estamos hechos para el postureo. Recuerdo, en Praga, una chica con su trípode haciéndose un montón de fotos con las vistas de la ciudad detrás. Luego había una pareja sentada en un banco, un par de metros más allá, disfrutando verdaderamente de Praga. No sé, tal vez me equivoque – seguramente sí – pero me parece que estar pendiente, siempre, de sacar una buena foto – y salir bien en ella – hace que el viaje se disfrute menos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegra que coincidamos 🙂 Supongo que cada uno lo disfruta a su manera…aunque yo al chico de la foto no lo vi disfrutar…más bien al contrario, refunfuñaba bastante. Creo que en la dosis está la clave 🙂 nada en extremo es bueno, el narcisismo tampoco 😉
      Muchas gracias por sumar, un abrazote y buen comienzo de semana.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .