Visitar La Alberca y la Peña de Francia. Turismo Salamanca

En nuestro patrimonial roadtrip a Oporto incluimos algunas paradas interesantes, visitamos Trujillo, la bonita Cáceres, pasamos por Miranda del Castañar, Ciudad Rodrigo, Tomar,… y la bonita localidad de La Alberca y la cercana Peña de Francia. Una ruta muy interesante que admite muchas variaciones en función del tiempo disponible y de nuestros gustos.

ilustraciones de viajes acuarela Te cuento de viajes

La Alberca se encuentra al sur de la provincia de Salamanca, desde la década de los cuarenta presume de ser el primer pueblo español declarado Conjunto Histórico Artístico, y desde 2014 pertenece a la red de ‘Los Pueblos Más Bonitos de España’.

Con apenas mil habitantes, y un alma empedrada y medieval, es un placer pasear sin prisas por sus calles laberínticas salpicadas de fuentes, repletas de preciosas fachadas con entramados de madera y balcones.

Caserío La Alberca

Son casas bajas que suelen tener tres plantas, cada una de las cuales sobresale un poco de la inferior de manera que, en los estrechos callejones, parece que los aleros de los tejados se acercan, casi se tocan.

Antiguamente la planta baja era usada para el ganado y a veces como letrina, la segunda alojaba la cocina comedor, y en la última estaban los dormitorios. Y aunque hoy día la distribución ha cambiado, la mayoría de las casas albercanas parecen detenidas en el tiempo.

Calle La Alberca

Algunas viejas fachadas tienen piedras a la vista, adobe y madera, otras carecen de balcones y abundan las contraventanas, … y un puñadito de casas son de reciente construcción pero respetando el bonito estilo serrano.

casa La Alberca

En muchos de los dinteles de las puertas se leen fechas acompañadas de cruces y de invocaciones a la Virgen. Hubo un tiempo en el que la Inquisición no andaba muy lejos, y se cincelaban los símbolos cristianos para mostrar y reafirmar la fe.

ventanal La Alberca

Las calles estaban muy tranquilas, tardamos un rato en cruzarnos con alguien, hasta que coincidimos con un simpático canario afincado aquí por amor. Él nos señaló la casa más viejuna y deshabitada, nos enseñó en su móvil un vídeo de las últimas crecidas… y compartió su preocupación por la falta de nieve, decía que en estas fechas de finales de diciembre, la Peña de Francia debía lucir blanca y estaba completamente desnuda.

fachada La Alberca

También nos contó sobre las fiestas locales, la más importante se celebra el 15 de agosto en honor a la Virgen de la Asunción. Se hacen ofrendas, las mujeres lucen trajes regionales, las calles se llenan de turistas,… y al día siguiente se celebra la Loa, una representación teatral de un auto sacramental sobre el bien y el mal.

Además de las fiestas de ‘Diagosto’, también se celebran los carnavales con la figura del llamado ‘Patahenos’, la Semana Santa, el florido Corpus con balcones decorados con paños bordados, la romería de las Majadas, y ‘El día del pendón’ que conmemora la hazaña de unas mujeres albercanas, que arrebataron la bandera a unas tropas lusas.

Plaza La Alberca

Siguiendo la calle Larga aparecimos en la bonita Plaza Mayor. Es un rectángulo algo irregular, rodeado de soportales con columnas rechonchas, presidido por un crucero, una fuente, un discreto Ayuntamiento,… y serranas fachadas con balcones de forja y geranios.

balcones La Alberca

Aquí se celebraba el mercado y la vida, hoy se celebran la vida y los festejos. Es el corazón del pueblo, y allí ya vemos algunos vecinos tomando posiciones en bares y terrazas,… charlando o haciendo la fotosíntesis…

Iglesia La Alberca

No muy lejos encontramos la iglesia principal dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, sobria por fuera y por dentro. Es del siglo XVIII, y nosotros la encontramos decorada con un pequeño Belén y tres toneladas de silencio.

iglesia Ntra. Señora de la Asunción La Alberca

En un lateral de la iglesia tropezamos con un cerdo tallado en granito, es el llamado ‘Marrano de San Antón’. Forma parte de la tradición local soltar el 13 de junio un cochino o ‘garrapato’, que con una campanita colgando callejea por el pueblo, es alimentado y cuidado por todos,… y el 17 de enero lo sortean entre los vecinos.

Marrano de San Antón

Nosotros no nos cruzamos con el famoso ‘garrapato’, pero al parecer es el centro de atención de todos los turistas, quienes lo persiguen y acosan para hacerle fotografías. Sospecho que el animal debe de estar hasta el morro de esta Era de postureo, #hashtags y selfies…

Hornacina de las ánimas

En un muro de piedra en el exterior de la iglesia, nos encontramos empotrada la tétrica Hornacina de las Ánimas. En ella reposa un candil, algún cirio y dos cráneos humanos… pequeños, ennegrecidos por el tiempo, rodeados de musgo… Están allí para recordar las almas de los fallecidos y forman parte de la antiquísima tradición de ‘La Moza de las Ánimas’.

Desde hace cinco siglos, a diario, al ponerse el sol, y aunque caigan chuzos de punta, una mujer recorre las oscuras calles del pueblo. Se detiene en determinadas esquinas, toca una campana, y pide una oración por las almas de los difuntos y por las que están en pecado mortal. El recorrido dura una media hora, y finaliza frente a este lúgubre osario callejero. Es un ritual albercano muy arraigado que ha llegado hasta nuestros días.

Casas de La Alberca

La mayoría de las casas llevan siglos habitadas, algunas han transformado la planta baja en bares o en tiendas, …y una ha sido rehabilitada y convertida en un pequeño museo. Es la llamada ‘Casa Museo Sátur Juanela’, en ella se puede conocer la distribución de una típica casa serrana, y ver un puñadito de objetos tradicionales en peligro de extinción.

Hay también un museo dedicado al traje típico albercano, y una especie de ‘templo’ o museo dedicado al jamón, donde podrás realizar catas, comprar productos,… o hacer un curso para aprender a cortar o emplatar,…

Tienda de La Alberca

Los escaparates de las tiendas alternan típicos bordados, miel y polen, turrón, imanes para las neveras… y sobre todo un rico surtido de embutidos.

Cerca de la panadería huele a rico hornazo, una especie de empanada con chacina de la zona… que llegamos tarde para probarla. Acabamos comiendo en la Plaza Mayor unas ricas patatas ‘revolconas o menéas’, riquísimo jamón,… lomo…

En la salida-entrada del pueblo se encuentran algunas viejas ermitas, la del Cristo del Humilladero, la de San Blas y la de San Antonio. A las afueras se encuentran la de Nuestra Señora de las Majadas y las ruinas de la ermita de San Marcos.

Puente sobre río La Alberca

La Alberca se recorre sin plano, sin rumbo,… guiado por las luces y las sombras de los serpenteantes callejones. No tiene palacios, ni casoplones,… ni falta que le hace, su mucho encanto reside en sus calles empedradas, en su ritmo sereno, en su enclave y en la preciosa arquitectura serrana.

Su entorno en el corazón del Parque Natural las Batuecas – Sierra de Francia declarado Reserva de la Biosfera, y la proximidad de la comarca de Las Hurdes,  ofrece muchas posibilidades. Pueden descubrirse sus senderos, cascadas, pinturas rupestres, practicar turismo activo…

Vista desde las Navas

Existe una interesante y curiosa ruta llamada los ‘Caminos de Arte en la Naturaleza’. Está formada por cuatro senderos diferentes salpicados de obras de arte, que nos invitan a mirar de otro modo y disfrutar de creativas sorpresas. Son el Camino de las Raíces que se inicia en La Alberca y llega hasta Las Majadas, el Camino del Agua que une las localidades de Mogarraz y Monforte, el Camino de los Prodigios entre Miranda del Castañar y Casas del Conde, y el Camino Asentadero-Bosque de los espejos que va desde San Martín a Sequeros. Es importante consultar cuando NO pueden recorrerse por la celebración de monterías, meteorología, … aquí os dejo toda la info de los trails de la zona.

Nosotros condujimos hasta la cercana Peña de Francia, si se quiere se puede subir a pie por un sendero señalizado de unos 10km. El camino está salpicado de miradores, de leyendas,… y de un puñado de cabras montesas y buitres.

Cabras montesas en la peña de Francia

Cuenta la historia que hasta aquí llegó Simón Vela, un ciudadano francés que peregrinaba en busca de la Virgen. Pasaba las noches despierto esperando el milagro, cuando una madrugada de 1434 se le apareció la Virgen, y con un rayo de luz le señaló un lugar exacto de la Peña. Simón de inmediato se incorporó y se puso a cavar y a retirar piedras, bajó a buscar ayuda al pueblo… y para sorpresa de todos, encontraron enterrada una vieja Virgen de piel morena.

santuario de la virgen de la Peña de Francia

Ante tal hallazgo se acabó construyendo un santuario, los dominicos se instalaron allí,… se celebra una romería el 8 de septiembre, y el lugar fue incluido en la ruta de peregrinación del Camino de Santiago… Hoy, si quieres pasar la noche en las alturas, puedes alojarte en la hospedería.

torre de la hospederia Peña de Francia

Alrededor de la Peña y la Virgen existen más historias y misterios, dicen que una joven de un pueblo vecino predijo el hallazgo diez años antes, cuentan que la milagrosa imagen fue robada y entregada 17 años después bajo secreto de confesión,… Cervantes menciona a esta virgen morena y la Peña de Francia en El Quijote…

Iglesia de la peña de Francia

Desde sus 1727m se divisa toda la llanura del Campo Charro hacia el Norte, la Sierra de Tamames hacia el Este, el pantano de Gabriel y Galán hacia el Sur… y nada de nieve ni en la Peña… ni alrededores. 

Santiago Peña de Francia

Disfrutamos de las vistas panorámicas y curioseamos la iglesia, el convento, la plaza,… y la Capilla de la Blanca, construida en el siglo XVI sobre la gruta donde Simón encontró enterrada la Virgen Negra de la Peña.

Vista de La Alberca desde la Peña de Francia

Desde las alturas nos despedimos de La Alberca para continuar nuestro patrimonial roadtrip, poníamos rumbo a Ciudad Rodrigo, otra bonita localidad salmantina declarada Conjunto Histórico-Artístico, donde pasaríamos la noche.

En mis recuerdos La Alberca es medieval, huele a chimeneas matutinas y soñolientas, suena a campanas, sabe a rico jamón… nos gustó mucho la visita. La Sierra de Francia es uno de los entornos naturales más bonitos de Salamanca, esconde muchos pueblos con encanto, es un destino perfecto para explorar sus senderos y conocer el alma vieja de Castilla León.


6 respuestas a “Visitar La Alberca y la Peña de Francia. Turismo Salamanca

  1. Qué gratos recuerdos de La Alberca!! Pasamos un día alli estupendo, dp de un pesado viaje en guagua desde Salamanca.
    Lo que no me gustó es que ese día hubo matanza y recuerdo al pobre cerdo…

    Unas fotos preciosas.

    Gracias por compartir. Un besote fuerte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Uich vaya puntería compañera viajera… coincidir con la matanza… no mola no 🙂
      Yo tengo Salamanca aún pendiente…maridín sí ha estado. A ver si cae en un siguiente roadtrip 🙂
      Me alegra removerte recuerdos viajeros y que te hayan gustado las fotitos 🙂 GRACIAS mayúsculas a ti linda Salo por estar siempre cerquita 🙂 Un abrazo enorme.

      Me gusta

  2. Estos pueblos medievales tienen un enorme encanto, y más si están bien conservados. Callejear por ellos es una delicia, pues descubres pequeños tesoros. Muchos de ellos (quizá debido al espíritu de supervivencia) han fomentado el turismo y se han “modernizado”, convirtiendo alguna casona en casa rural o incluso en hotelito, abriendo al público alguna como museo, tal como mencionas, o abriendo algunas tiendas de objetos típicos del lugar. Y luego esta el paisaje y, cómo no, la gastronomía local, je,je,
    ¡Hay tantos pueblos y pueblitos así repartidos por toda la geografía española! Lo malo es que, cuando pasan a formar parete de un catálogo de “pueblos con encanto”, la avalancha turística y la masificación están servidas. Lo bueno atrae lo malo, je,je,
    Me ha encantado esta entrada tan elocuente y esas imágens tan sugestivas.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es mi querido Josep, tenemos a nuestro alrededor un montón de tesoros esperando a ser descubiertos 🙂 Hay tesoros naturales, andalusíes…romanos… medievales… culturales…gastronómicos 😀 … tenemos un país muy completo, una joya 🙂 . Por todo ello el turismo es un motor importante… quizás ahora en estos tiempos covid se hace más evidente el peso económico de este sector. Antes no viajaba apenas nadie,…pero desde que el espacio aéreo se abarató…viajar se democratizó y hoy podemos viajar todos los mortales. Y como somos muchos los mortales… es necesarios gestionar y regular el asunto 😉 para no caer en las garras del sobreturismo. Como todo equilibrio es delicado y frágil, pero se debe buscar y tender a él. Ahora estamos en un nuevo y extraño punto de inflexión… repleto de incertidumbres pero también de oportunidades,… a ver por donde sale el sol.
      Me alegra que te haya gustado el paseito por el medievo salmantino 🙂 mil gracias por la compañía. Un abrazo grande.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .